'Zumping' o cómo los neologismos en inglés ayudan a aprender el idioma

·5 min de lectura
  <span class="attribution"><a class="link rapid-noclick-resp" href="https://www.shutterstock.com/es/image-illustration/moscow-russia-2-december-2020-zumping-1865595328" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Shutterstock / Olga Ganovicheva">Shutterstock / Olga Ganovicheva</a></span>

Tras un año ante la Covid-19, hemos transformado nuestros comportamientos en la comunicación y en la educación a través de la telepresencialidad. La información inmediata y la comunicación ubicua trascienden también en la lengua, que sigue viva, generando neologismos que aparecen en prensa y en el uso diario de sus hablantes.

Si nos preguntásemos qué es la comunicación hoy, probablemente responderíamos: global, digital. Y añadiríamos que es (tele)presencial. Está disponible 24 horas al día a través de Internet. En esta comunicación cambiante se originan nuevos términos o neologismos a través de diversos procedimientos lingüísticos.

Los neologismos nacen ante las experiencias de sus hablantes, ante la necesidad de expresar nuevas realidades. Consideremos algunos neologismos en inglés, creados en el 2020. Un ejemplo surge al comunicar una ruptura a través de las redes sociales durante el confinamiento por la pandemia sanitaria (contexto real).

En el mundo de las citas y las relaciones de pareja han surgido los neologismos ghosting, para terminar una relación de repente y en silencio, como un fantasma, desapareciendo sin ningún tipo de comunicación o zumping. Zumping, por ejemplo, combina la fórmula Nombre + Verbo (N + V). Se refiere a la aplicación de vídeollamadas Zoom, y a dumping, verbo empleado para terminar sentimentalmente con alguien. Así que zumping significa romper con alguien en Zoom.

¿Cuáles son las combinaciones de palabras más comunes para formar nuevos conceptos? ¿Podrían los neologismos acercar al estudiante al contexto sociocultural angloparlante? ¿Podrían incentivar el aprendizaje de vocabulario a lo largo de la vida? ¿Es fundamental un entorno de aprendizaje comunicativo para aprender inglés?

La comunicación oral primero

El aprendizaje de una lengua extranjera se demuestra en la comunicación oral, primero, y en la escrita, después. El aprendizaje a lo largo de la vida facilita el acceso al conocimiento (inter)nacional y a su contexto real de forma continuada.

Ese aprendizaje, como la comunicación, es permanente. Las lenguas están vivas y en contacto y son cambiantes. Por ello, se presentan realidades desconocidas a través de nuevas creaciones morfológicas o neologismos. Aprender inglés implica descubrir y construir mensajes claros con expresiones simples y compuestas. Aprender inglés es comunicar bien con el léxico apropiado.

NewWords (de Cambridge Dictionary) y Buzzword (de Macmillan Dictionary) registran neologismos que irrumpen en la sociedad por su uso en prensa y por su empleo frecuente en la comunicación de los angloparlantes.

En el 2020, se archivaron los neologismos homecation (vacaciones en casa, formado por home + vacation) y Zoomwear (New Words), o infodemic, pandemia de información engañosa que se extiende rápidamente (Buzzword). Sin embargo, no se trata solo de su aparición y uso reiterado en la comunicación. Para que un neologismo sea aceptado oficialmente, debe pasar por los criterios de diccionarización (frecuencia de uso elevada, extensión geográfica de uso, estabilidad de uso, formación de nuevas palabras desde el punto de vista semántico o formal, etc.).

Los neologismos compuestos de 2020

En New Words y Buzzword se identifican también neologismos compuestos en el 2020. Las combinaciones más frecuentes están formadas por Nombre + Nombre (N + N: Lockdown tache, Covexit…), seguidas de las formaciones entre Adjetivo + Nombre (Adj + N: Anti-masker, Social bubble…).

Las menos habituales son las agrupaciones entre Adj + Adj y Verbo + Verbo (V + V: Zoombombing o unirse a una vídeo llamada sin invitación para interrumpirla), como se aprecia en la tabla más abajo. Se han empleado distintos procedimientos morfológicos para la formación de estas nuevas palabras. En algunos casos, se añade un prefijo (Pref + N) como en teletheraphy o terapia en línea. En otros, se añaden sufijos como en Quaranteen, término que se refiere a un adolescente (teen) confinado por la Covid-19. Este, además, integra un juego de pronunciación /ˈkwɒr.ən.tiːn/. Se trata de la misma pronunciación para Quaranteen y Quarantine.

Sin duda, los neologismos compuestos más comunes los forman, al menos, dos términos. Algunos están unidos en una única palabra, Coronavision (problemas con la vista debido al periodo de encierro o pandemia), o con un guión, Flexi-schooling para referirse a la escolarización en el colegio y en casa. Otros están separados, como sucede con Digital nutrition. Por último, Cobot es otro ejemplo compuesto de las expresiones léxicas Collaborative y Robot.

Evidentemente, y a modo de conclusión, la realidad del 2020 ha sido especialmente distinta también en la lingüística. El pasado año registró un número considerable de neologismos contextualizados en la Covid-19.

Elbump o elbow bump (saludo de codo) fue seleccionada como la expresión del mes de julio (Word of the month) en el diccionario de Oxford para representar el saludo físico y, al mismo tiempo, evitar el distanciamiento social.

Según el informe anual del diccionario Oxford, ha sido un año sin precedentes, de enorme adaptación lingüística, que dificulta incluso elegir una palabra del año, según su frecuencia de uso. Este informe distingue varias expresiones del año 2020: bushfire, Coronavirus, lockdown, social distancing, reopening –reapertura–, Black Lives Matter, Superspreader –supercontagiador–, …

No están en el diccionario pero existen

En definitiva, los neologismos, aún sin estar registrados en el diccionario, representan la realidad actual y cambiante de la sociedad. Acercan al estudiante de inglés al contexto sociocultural angloparlante. Recientemente (mayo 2021), se ha registrado en New Words el neologismo BookTokker: persona que publica vídeos sobre libros y lecturas en TikTok. Veremos más neologismos en el 2021.

El uso y la formación de neologismos en inglés contribuyen en la comunicación y en el aprendizaje independiente y permanente del alumnado. Mejoran, además, la adquisición de la lengua inglesa, desde el punto de vista léxico, gramatical y funcional.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Soraya García-Sánchez no recibe salario, ni ejerce labores de consultoría, ni posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y ha declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado.