Zelensky dice tener "buenas noticias" sobre recapturas de asentamientos controlados por Rusia

·3 min de lectura
Volodymyr Zelensky
Volodymyr Zelensky

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo tener "buenas noticias" en referencia a la recaptura de varios asentamientos que estaban bajo control ruso.

Hace días que corren rumores sobre un posible avance de las tropas ucranianas en la región de Járkiv, en el oriente de Ucrania, pero no ha habido confirmación por parte de agentes locales.

Zelensky no quiso nombrar los lugares que sus tropas habían retomado, porque, dijo, "ahora no es el momento de mencionarlos".

Por su parte, funcionarios estadounidenses han dicho que Ucrania está "progresando lento pero seguro" contra las tropas rusas.

Las buenas nuevas

Durante su discurso de todas las noches a los ucranianos, Zelensky dijo este miércoles que hay "buenas noticias" relacionadas con el rumoreado éxito que habrían tenido las tropas del país.

"Creo que cada ciudadano se siente orgulloso de nuestros soldados", dijo, nombrando a las unidades militares y celebrando su valentía en los combates.

Pero advirtió: "Ahora no es el momento para nombrar los asentamientos a los que ha regresado la bandera de Ucrania".

Ucrania ha incrementado su seguridad operacional en las últimas semanas, compartiendo escasos detalles sobre una muy esperada contraofensiva en el oriente y el sur del territorio.

Dos mujeres miran los escombros de un edificio administrativo en Járkiv
Los bombardeos rusos aún se sienten en Járkiv. Esta imágen fue tomada el 7 de septiembre.

Las tropas ucranianas lanzaron una ofensiva al sureste de Járkiv, en la región oriental de Donetsk, sobre la cual Rusia ha mantenido un control sustancial desde que comenzó la guerra hace seis meses.

Algunos reportes sugieren que las tropas ucranianas podrían estar a unos cuantos kilómetros de la ciudad de Izium, un vínculo importante para la cadena de distribución militar rusa.

La otra contraofensiva

Explosiones en la base militar Saki
Un alto oficial ucraniano reconoció el impacto de misiles en la base militar rusa Saki, en la península de Crimea.

Al mismo tiempo, el comandante principal en Kyiv, Valeriy Zaluzhnyi, confirmó a la agencia nacional de noticias de Ucrania que una serie de explosiones que ocurrieron en una base militar en la región de Crimea -controlada por Rusia desde 2014- en el mes de agosto fueron ocasionadas por un bombardeo de tropas ucranianas.

La admisión del alto mando militar llega después de que Ucrania negara durante semanas haber tenido algún tipo de responsabilidad en el ataque y confirma una expansión del conflicto a la zona anexada por Rusia, en el sur del territorio.

El comandante aseguró que el ataque contra una base que tropas rusas usaron para lanzar ataques contra Ucrania dejó 10 aviones de combate rusos "fuera de acción".

Zaluzhnyi dijo que la intención del ataque no solo había sido afectar las capacidades militares rusas en la zona, sino también presentarle un reto a la confianza militar de Rusia, además de la sensación de impunidad.

La base Saky está cerca de la costa occidental de Crimea, donde queda el balneario de Novofedorivka, bastante recurrido por los turistas rusos.

Es la primera vez que Ucrania ataca Crimea directamente desde el inicio de la invasión rusa en febrero.

La península controlada por Rusia se ha convertido en objeto de un creciente número de amenazas por parte de las fuerzas de Ucrania.

En Twitter, el ejército de Ucrania advirtió que "el pronóstico del clima dice que Crimea se va a calentar".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.