Zelenski anunció la liberación completa de Lyman y promete más reconquistas

© Juan Barreto, AFP

El presidente ucraniano celebró la nueva victoria que el Ejército nacional tuvo en un enclave ferroviario importante de Donetsk y vaticinó que aumentarán la cantidad de banderas que "ondearán en el Donbass" durante los próximos días. Por su parte, el Tribunal Constitucional de Rusia dio el visto bueno a los referendos de anexión celebrados en la última semana. Además, el papa Francisco pidió que cesen las agresiones ante posibles amenazas nucleares.

La guerra en Ucrania continúa con reveses hacia las tropas invasoras, que volvieron a retirarse de una zona ahora recuperada por la contraofensiva de las Fuerzas Armadas locales. Luego de que en la semana sucedieran noticias positivas para Kiev en Lyman, este domingo 2 de octubre el presidente Volodímir Zelenski aseguró el triunfo de manera oficial.

"La bandera ucraniana ya ondea en Lyman, en la región de Donetsk, y se va a quedar allí", remarcó el mandatario en las palabras tras la imposición en el transcendental enclave ferroviario que estaba bajo mando ruso.

Zelenski también advirtió que esta será la primera de muchas reconquistas que sucederán en los territorios recientemente anexados por Rusia, cuyos referendos tildó como una "farsa absoluta".

"Montaron un número, recorrieron las casas con ametralladoras, repartieron pedazos de papel y los propagandistas hacían películas con las zonas ocupadas", indicó. "Ahora la bandera ucraniana ondea allí", agregó.

Tras semanas consecutivas en las que las tropas rusas se han replegado y Kiev ha recuperado territorio, Zelenski redobló la apuesta y avisó que continuarán con las recapturas, incluyendo la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014. "Ucrania recuperará lo que le pertenece", concluyó.

Asimismo, quien festejó públicamente el avance ucraniano fue el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. El funcionario recalcó la importancia de recuperar una fracción recientemente anexada por Moscú y subrayó que las fuerzas locales son capaces de hacer retroceder a los invasores.

El Tribunal Constitucional ruso aprobó las anexiones

Este domingo, la alta corte rusa les dio el visto bueno a los tratados rubricados el reciente viernes entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y los respectivos líderes separatistas de las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporizhia.

La entidad dio cuenta que "el tratado internacional firmado está en consonancia con la Constitución de la Federación rusa".

El Tribunal publicó cuatro disposiciones legales en su página web y detalló que consideran constitucionales los referendos de anexión que se desarrollaron en el este y sur de Ucrania. Valeri Zorkin, máxima autoridad del Constitucional, encabezó la reunión en la que se estudió la solicitud.

El procedimiento está sucediendo de la misma manera que en 2014, cuando Rusia se adjudicó la península de Crimea, celebrando previamente un referendo.

El último viernes, Putin justificó las acciones expansionistas recordando que estos kilómetros eran parte de la ex Unión Soviética y que Rusia moldeó el territorio ucraniano cediendo grandes regiones, por lo que es "históricamente" justo que sean recuperadas.

El papa Francisco pidió a Putin por el final de la guerra

El papa se manifestó públicamente por primera vez hacia el presidente ruso y le solicitó "por amor a su pueblo" que termine con "la espiral de violencia y muerte" que se está desarrollando en Ucrania.

Sin mencionar el nombre del jefe de Estado ruso, el pontífice instó a utilizar "instrumentos diplomáticos" para concluir con la guerra en el este europeo. En tanto que se dirigió a Volodimir Zelenski y lo animó a "estar abierto a serias propuestas de paz".

Francisco expresó su pesar por los "ríos de sangre y lágrimas" que han tenido lugar estos meses, con "miles de víctimas, en particular de niños" y las "tantas destrucciones que dejaron sin casa a muchas personas y familias".

Además, también remarcó su temor a que la escalada de agresiones incursione en el campo nuclear. "Es absurdo, ¿qué más debe suceder?", exclamó.

En su extensa locución sobre lo que sucede con la guerra en Ucrania, rechazó tácitamente el procedimiento que Moscú hizo al anexar cuatro regiones en las últimas horas, lo que calificó como una "grave situación con acciones contrarias a los principios del derecho internacional".

Con EFE y AFP