Zelenski admite en su discurso del martes que la situación en el frente de Donetsk es "difícil"

Incesante fuego de artillería de las fuerzas ucranianas contra las posiciones del Ejército ruso para cubrir a sus tropas de infantería, en la región de Bajmut. Pero el presidente Zelenski ha admitido que la situación en el frente es "difícil".

En su discurso nocturno dijo que la actividad de las tropas rusas sigue siendo alta, con docenas de ataques.

También afirmó que Rusia está sufriendo muchas bajas y reiteró que Ucrania no cedería ni un solo centímetro de su territorio.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, inspeccionó un puesto de mando de las tropas rusas que realizan lo que califican de tareas de combate en Ucrania.

Más tarde, concedió a los militares rusos la medalla "Estrella de Oro" y otras distinciones estatales por su valor y heroísmo.

En la ciudad de Jersón, las autoridades de ocupación rusa dicen que su dispositivo para reubicar a los residentes, en previsión de una ofensiva ucraniana, ya se han completado.

Pero en lo que es la región de Jersón, la policía ucraniana, los investigadores y los artificieros ya están registrando la zona en busca de municiones sin explotar y de pruebas de supuestos crímenes de guerra después de que la zona fuera liberada del control ruso hace más de un mes.