Nueva Zelanda concede asilo al periodista kurdo iraní Behrouz Boochani

·2 min de lectura

El periodista kurdo iraní Behrouz Boochani, que contó en un libro la vida infernal en un campo de refugiados australiano en Papúa Nueva Guinea, obtuvo asilo político en Nueva Zelanda, anunciaron este viernes las autoridades neozelandesas.

Boochani se encuentra desde noviembre en Nueva Zelanda, adonde había viajado para un festival literario durante el cual contó sus seis años de calvario en el polémico campamento australiano de Manus.

Australia aplica una política de inmigración condenada por grupos de derechos humanos y durante años ha relegado a los inmigrantes clandestinos que intentan llegar a sus costas a campamentos en la isla de Manus, en Papúa, o de Nauru.

El ministerio de Inmigración de Nueva Zelanda anunció el viernes que la solicitud de asilo de Boochani fue aceptada, lo que significa que podrá quedarse indefinidamente en el archipiélago del Pacífico Sur.

"Boochani fue reconocido como refugiado según la Convención sobre el estatuto de los refugiados de 1951 y el protocolo de 1967", señala en un breve comunicado.

Varios medios de comunicación informan que Boochani fue informado de la decisión el jueves, cuando cumplió 37 años.

"Es muy importante para mí tener certezas sobre mi futuro, así ahora me siento más fuerte y estable para seguir trabajando aquí", dijo al sitio web stuff.co.nz noticias.

El periodista es el autor del libro "No Friend But the Mountains: Writing from Manus Prison".

Este testimonio, escrito en un teléfono móvil y enviado por fragmentos a través de WhatsApp a un traductor, ganó el año pasado el premio Victoria para la literatura, en Australia.

Relata su huida de Irán cuando la revista kurda para la que trabajaba fue allanada por los militares por escribir artículos antigubernamentales, su peligroso viaje de Indonesia a Australia, su detención y, sobre todo, su experiencia en los campamentos desde 2013: la vida, la muerte, los suicidios, las autolesiones y el sufrimiento psicológico de los refugiados.