El 'zasca' de Wyoming al último fichaje de Vox tras sus escalofriantes palabras sobre gays, Holocausto o Billy el Niño

Redacción El HuffPost

“Recapitulemos: según Fernando Paz la homosexualidad es una enfermedad que necesita terapia, el lesbianismo se hace por el odio a los hombres, el Holocausto no existió y Billy el Niño es intachable. Con el miedo que da, Vox no debería presentar a este individuo cono número uno por Albacete, debería presentarlo como uno uno por Mordor”. 

El presentador de El Intermedio —de laSexta—, El Gran Wyoming, ha repasado las escalofriantes barbaridades que ha soltado el número uno por Albacete que la formación de ultraderecha Vox quiere llevar al Congreso, Fernando Paz, un seudohistoriador controvertido que ha destacado por homófobo, franquista o por negar el holocausto.   

 ”¿Cómo? ¿Homófobo, franquista o negacionista? Bueno, pues enhorabuena a Castilla la Mancha, por fin tienen algo que echa más para atrás que un plato de zarajos”, ha bromeado Wyoming, antes de dar paso a las perlas de este tertuliano habitual de medios de derecha, que ha hecho comentarios como cuando en 2013 dijo que si tuviera un hijo gay trataría de ayudarle con terapias para reconducir su psicología. 

 

 

“Me encantaría  responder a una afirmación tan ridícula, pero no hace falta porque ya lo ha hecho el hombre que representa a todos los españoles: ¿Felipe VI? No. Miki, nuestro representante en Eurovisión, quien ha respondido que si fuera su padre, sí que le llevaría al psicólogo. Sin duda este mensaje habrá hecho mucho daño a Vox. Porque Miki sí representa a los verdaderos patriotas que por España se tragan una gala de cinco horas aún sabiendo que vamos a hacer el ridículo”, ha ironizado Wyoming. 

En referencia al lesbianismo, este seudohistoriador que los ultraderechistas de Vox quieren meter en el Congreso lo definía así en una sede del partido fascista Alianza Nacional: “Gran parte delas lesbianas no son lesbianas porque les gusten las mujeres, son lesbianas por razones ideológicas, porque odian tanto a los hombres que piensan que no...

Sigue leyendo en El HuffPost