Zaragoza recupera la Ofrenda al Pilar, más reducida y vallada por la covid-19

·3 min de lectura

Zaragoza, 11 oct (EFE).- Zaragoza vivirá este martes, Día del Pilar, su tradicional Ofrenda de Flores, aunque más reducida, con la participación de 20.000 personas, y un nuevo y vallado recorrido, también más corto, debido a las restricciones a las que todavía obliga la pandemia de covid-19, pero con la ilusión de que este año sí puede celebrarse y la esperanza de que el próximo retome su normalidad.

El recorrido, inferior a un kilómetro, partirá este año, por vez primera, de la margen izquierda del Ebro, desde el Parque Macanaz, cruzando el puente de Santiago por el paseo Echegaray y Caballero para concluir en la plaza del Pilar, pero no en el centro, como es habitual desde 1998, sino en un lateral, junto a la Fuente de la Hispanidad.

El recorrido estará vallado y en la plaza la zona de la estructura estará oculta con mallas para evitar aglomeraciones.

La estructura de la Virgen, cuya imagen se colocó este sábado, también se ha adaptado a las circunstancias y luce reducida con 5 metros de altura, tres pisos y 12 toneladas de peso.

Desde el año 2000, la estructura se había ampliado a seis pisos, 9,5 metros y un peso de 38 toneladas para poder acoger hasta 7 millones de flores.

No cambia, no obstante, la imagen de la Virgen, que mide aproximadamente 1,43 metros de altura y cuenta con un peso de 15 kilos y que, incluyendo la altura de corona y manto, tiene unos 6,7 metros de altura y los 11 si se cuenta la estructura.

En esta atípica Ofrenda participarán mañana 20.000 oferentes, de los que unos 13.500 lo harán en alguno de los 550 grupos que se inscribieron, con un máximo de 20 participantes. En la última edición de la Ofrenda, en 2019, fueron 803 grupos y podían tener hasta 200 oferentes.

El resto de los oferentes, unas 6.500 personas, han sido agraciadas en un sorteo y entregarán sus flores en minigrupos de entre una y seis personas.

El vallado y la malla de ocultación se retirará tras la Ofrenda de Flores y el miércoles, día 13, se verá el resultado de la misma.

Otra de las novedades de este año es que el manto bajo la Virgen no será rojo o blanco sino multicolor, aunque se dejará un óvalo blanco, formado con claveles, para que en el centro se pueda colocar la Cruz de Lorena, que siempre es roja.

No habrá tampoco país invitado y el Ayuntamiento colocará una bandera de la isla de La Palma en señal de solidaridad por las consecuencias de la activación del volcán Cumbre Vieja.

De hecho, el presidente de la Casa de Canarias en Aragón, Pedro Díaz, y del viceconsejero de Acción Exterior del Gobierno canario, Juan Rafael Zamora, acompañarán al alcalde, Jorge Azcón, y a la vicealdalcesa, Sara Fernández, en la ofrenda que realizará a la patrona de la ciudad y de la Hispanidad la corporación municipal.

La Ofrenda comenzará a las 7 de la mañana con la Policía Local a caballo y será el grupo Amigos de Somaén el que la inicie este año, un acto que se prolongará hasta las 20.40 horas cuando saldrán los tres últimos grupos de oferentes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente