Zaragoza y la CHE acometen actuaciones de urgencia frente a una nueva crecida

·2 min de lectura

Zaragoza, 11 ene (EFE).- El Ayuntamiento de Zaragoza y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) continúan a lo largo de este martes con los trabajos de emergencia en la reparación de motas y defensas del río para afrontar la nueva crecida del río que se espera para este miércoles con un caudal de entre 1.350-1600 metros cúbicos por segundo, por lo que también se ha dado aviso a los vecinos de las urbanizaciones con más riesgos.

Así lo explican fuentes municipales tras la reunión que ha mantenido este lunes el dispositivo de emergencias del Ayuntamiento de Zaragoza para valorar las posibles afecciones que puede ocasionar en la ciudad la crecida ordinaria prevista para esta semana y concretar las actuaciones a realizar, en coordinación con el organismo de cuenca.

Según la CHE, la punta de esta avenida llegará a la capital aragonesa este miércoles por la tarde, mientras que en Tudela, donde todavía está de crecida, el máximo se espera pasado el mediodía con un caudal entre 1.500 y 1.800 m3/sg.

El Consistorio, que en previsión activó ayer el Plan Municipal de Emergencias en fase 1 de alerta, trabaja con antelación para minimizar los riesgos y dado que sólo ha pasado un mes de la anterior avenida extraordinaria, que pasó por la ciudad con 2.118 metros cúbicos por segundo.

A consecuencia de esta última riada, el terreno inundado está todavía húmedo y ha impedido que se hayan podido reparar completamente todas las protecciones dañadas, recuerda el Ayuntamiento.

En esta reunión, en la que han participado los servicios municipales implicados en una emergencia, la CHE ha informado al Ayuntamiento de las actuaciones que llevan a cabo desde ayer en cuatro puntos del término municipal: la mota de La Almozara, en el puente de la autopista A2, en Galandiez y en Monzalbarba a la altura de Pontoneros y este martes revisarán también la mota de Utebo que protege la urbanización de Torre Mejana y la residencia de Monzalbarba.

Por parte del Ayuntamiento, el operativo municipal trabaja desde ayer en la reparación de la mota de Torre Urzáiz en Movera y, como ha explicado el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, se va a avisar también a los vecinos de esta urbanización, así como a los de Doña Sancha en Juslibol, para que estén alerta y puedan adoptar medidas de protección, si bien no se considera necesario su desalojo.

Asimismo, se van a señalizar las zonas más cercanas al cauce en el Parque del Agua y en la ribera para evitar que los ciudadanos se acerquen a las áreas inundables.

El operativo de emergencia volverá a reunirse con la CHE a primera hora de este miércoles para valorar la situación con una previsión del caudal más ajustado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente