Yulimar Rojas: "Quiero dejarlo todo en la pista, ganar títulos es lo que me mueve"

La atleta venezolana, ganadora del salto triple en los Juegos Olímpicos de Tokio, con récord incluido, llegó a Eugene, Estados Unidos, para participar de los Campeonatos Mundiales de Atletismo que comienza este 15 de julio. Yulimar Rojas llega con el objetivo de lograr su tercer oro en este tipo de competencias y de lograrlo se convertiría en la primera atleta que consigue tal hazaña.

Yulimar Rojas se caracteriza por al menos dos cualidades: un impresionante talento para el salto triple y su carisma dentro y fuera de la pista.

En los días previos al inicio de los Campeonatos Mundiales de Atletismo, que se celebrarán en Eugene, Estados Unidos, la venezolana fue vista en los espacios del Hayward Field bailando y disfrutando de lo que será una nueva participación mundialista.

Pero, más allá de su estado relajado, la venezolana tiene ante sí un gran compromiso. Uno impuesto por ella misma: extender su racha de dominio en la prueba, algo que viene haciendo desde su primera aparición en un mundial en el año 2017.

“Yo soy una mujer de compromisos, una mujer de retos. Siempre he sido muy ambiciosa en lo deportivo y yo creo que este mundial no es para menos. Quiero dejar una gran actuación aquí (Eugene) y dejarlo todo en la pista porque, personalmente, quiero seguir ganando títulos, que es lo que me mueve”, dijo la venezolana en una conversación con el enviado especial de France 24 a Oregon, Juan José Sayago.

Rojas, de 26 años, a lo largo de su carrera ha podido cumplir con cada objetivo trazado. En sus palabras ya empieza a sentirse la madurez de una atleta que tiene un amplio recorrido en las pistas del mundo, por ello sabe que en Oregon su misión principal será conseguir el primer lugar en el salto triple, algo que desea por encima de cualquier nueva marca a imponer.

“Quiero seguir con esa racha de títulos ganados, eso para mí es más importante que saltar por arriba de 15,60 (aunque su récord del mundo está en 15,74 metros). La medalla es lo primero y después está lo demás”, afirmó la venezolana.

Desde los Juegos Olímpicos de Río en 2016, cuando finalizó en la segunda posición detrás de la colombiana Caterine Ibargüen, con quien mantuvo una rivalidad deportiva, Rojas ha acaparado la atención de público y los medios en cada competencia en la que participa.

En Eugene, la también integrante del equipo de atletismo del FC Barcelona aprovechará la primera gran competencia con público para hacerse sentir y ser recordada más allá de sus logros en la pista.

“Quiero hacer disfrutar a la gente, que me vean y que digan ‘wow aquí está la venezolana, la 'recordwoman mundial’ y creo que es parte de lo que he venido a hacer aquí”, agregó la venezolana.

El salto largo, la asignatura pendiente de Rojas

Tras haber ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, Rojas ha manifestado su deseo de abrirse un lugar entre las mejores saltadoras de longitud. Un logro que ha buscado por años y que vio en Eugene la posibilidad de cumplir.

Durante la XXI Reunión de Guadalajara, España, la venezolana consiguió la marca necesaria para poder participar en la prueba de salto largo con un registro de 6,93 metros. Sin embargo, casi un mes después, World Athletics, organismo que rige el desarrollo del atletismo en el mundo, informó que la marca no fue válida por un tecnicismo que, a juicio de Rojas, fue impuesto el año pasado.

El tecnicismo tiene que ver con las zapatillas utilizadas, tanto el salto triple como el de longitud tienen zapatos especiales para cada modalidad y, de acuerdo con World Athletics, la venezolana empleó su calzado de salto triple en el salto de longitud.

“Esa norma se implementó el año pasado, el atleta que consiga la marca con zapatillas de salto triple en el salto largo, esa marca no será considerada porque el grosor del zapato de salto triple es distinto”, afirmó la deportista.

Rojas reconoció que se sintió triste por la noticia ya que consideraba que en Eugene estaban las condiciones para lograr el anhelado ‘doblete”, es decir la medalla de oro en triple salto y en el salto de longitud.

“Todo estaba servido, el horario estaba perfecto, los días de competencia eran los ideales para descansar, para tener una recuperación adecuada (…) Ha sido así, tuve unas semanas bastante triste pero siempre es bueno sacar lo positivo de cada cosa”, señaló la bicampeona del mundo.

Rojas, por muchos especialistas, ha sido nombrada como estandarte de la delegación latinoamericana que intervendrá en la justa mundialista. Su primera presentación será el día 16 de julio, en las clasificatorias del triple salto, un primer paso para buscar la gloria y extender su valioso legado en la disciplina.

Con Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente