El platanero símbolo de la resistencia frente al volcán de La Palma

·4 min de lectura
La imagen de Yulian Lorenzo recogiendo plátanos que ha dado la vuelta a toda España. (Photo: Kike Rincón - Europa Press)
La imagen de Yulian Lorenzo recogiendo plátanos que ha dado la vuelta a toda España. (Photo: Kike Rincón - Europa Press)

Como si fuera una carrera contra el crono. Yulian Lorenzo, un platanero de Fuencaliente, recoge junto a sus compañeros la producción de plátanos que este año han dado las fincas de La Palma. Lo hacen sin perder tiempo y con el miedo de que las frutas puedan ser devoradas por la lava (y las cenizas) que lleva emitiendo desde el domingo 19 el volcán Cumbre Vieja.

Su esfuerzo quedó retratado perfectamente el jueves 23 de septiembre, cuando el fotógrafo de Europa Press Kike Rincón se desplazó a un campo de Tazacorte y le sacó una de las imágenes más potentes de esta erupción volcánica. 

En ella, Lorenzo, hijo de una familia vinculada al mundo de los plátanos, lleva sobre sus hombros una pesada piña. Su camiseta y su rostro combinan el sudor habitual con las cenizas volcánicas, la desagradable compañía que tiene estos días. Además, para darle todavía más fuerza, lleva la mascarilla que recomiendan los expertos para evitar inhalar partículas y gases dañinos emitidos por el volcán.

Una instantánea que no tardó en hacerse viral y que ha convertido a Lorenzo en el símbolo de la resistencia humana contra este fenómeno natural. 

“Esto está siendo muy duro. Hay mucha ceniza en las plataneras y si el trabajo ya de por si es duro, imagínate con la ceniza y el miedo que hay”, asegura Lorenzo, que a sus 33 años lleva ya 16 recogiendo plátanos por toda la conocida como Isla Bonita. 

Lo dice con la preocupación de no saber cómo va a ser su futuro y el de todos sus vecinos.

Ese día en Tazacorte, Lorenzo rescató aproximadamente medio centenar de piñas (en total, su cuadrilla recuperó unas 200) que pueden llegar a pesar incluso 70 kilos cada una, una producción mínima comparada con otras temporadas. 

Yulian Loreno, cargando con una piña de plátanos en una de sus jornadas. (Photo: Yulian Lorenzo)
Yulian Loreno, cargando con una piña de plátanos en una de sus jornadas. (Photo: Yulian Lorenzo)

“Son muy pocas, esa cantidad igual no es la quinta parte de lo que se cosecha otros años en esa finca. Es poquísimo, no es nada”, se resigna ante el imparable avance de las coladas de lava.

Describe que, de todas los frutos que han conseguido recuperar, hay que restar los que no se van a poder vender al estar desconfigurados por el contacto con la ceniza.

“Veremos a ver los que se pueden aprovechar, pero será un 50% o incluso menos. El resto se van a perder, aunque la lava no los arrase. La ceniza se va a acumular y cuando los recogemos y los cargamos hasta el camión le vamos haciendo nosotros un efecto como si fuera una lija. Cuando llega al empaquetado eso ya no sirve para enviar a la península. Además, la ceniza también puede machacar los plátanos”, añade.

Ese día, el de la foto, Lorenzo se encontraba desde las 7:00 y hasta pasada las 15:00 en fincas que están a escasos metros de las coladas de lava y en plena temporada de la recogida de la fruta. “Se suele cosechar en la zona sur de septiembre a enero y en la norte de marzo a julio aproximadamente”, comenta. 

No tuvieron ni tiempo para protegerse más del volcán, aunque sí que reconoce que tenían EPIS más completos. “Teníamos gafas y más cosas, pero era imposible llevarlos con ese nerviosísimo y esas prisas”, describe algo más tranquilo desde una finca de Fuencaliente, su pueblo.

Una foto viral para concienciar del desastre

Su imagen se ha hecho viral en Twitter o Facebook. Si la foto fue tomada por Rincón ese jueves, el fin de semana le empezaron a llegar los primeros mensajes por WhatsApp.

Pero fue a partir de este lunes cuando todo se magnificó y empezó a recibir multitud de comentarios. “Hay cachondeo conmigo. Están sorprendidos y nadie se esperaba esto”, bromea Lorenzo, casi al tiempo que va organizando su agenda para atender a todo el mundo.

Este jueves quedó con Rincón para tomar algo. “Se puso en contacto conmigo. Me dijo que la foto sabía que era buena, pero que no se podía imaginar que fuera a tener tanto tirón”, asegura el platanero.

La ceniza se acumula en las hojas de los plataneros en La Palma. (Photo: Yulian Lorenzo)
La ceniza se acumula en las hojas de los plataneros en La Palma. (Photo: Yulian Lorenzo)

El fotógrafo le llevó a la quedada varias instantáneas, entre ellas la de la imagen viral en un tamaño mayor. El protagonista de la historia ya avanza que la va a enmarcar y la va a colgar en su casa junto a esa camiseta naranja, que sigue manchada por la ceniza. 

Lorenzo, tras conseguir esta fama momentánea, espera que la foto no quede en vano y sirva para concienciar a la población que hay muchas familias que pueden perderlo todo. Con un hijo pequeño, explica que tanto él como la madre del menor viven del negocio de los plátanos. “No sabemos lo que va a pasar, son todo incógnitas”, dice.

En La Palma, casi la mitad de las tierras destinadas al cultivo agrícola están ocupadas por el sector del plátano. Su situación es la de muchos palmeros que necesitan ahora más que nunca la colaboración ciudadana. 

VÍDEO | El rugido sobrecogedor del volcán de La Palma

undefinedundefinedundefined

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente