Nueva York rechaza el envío de migrantes desde Texas y acusa a Abbott de usarlos como "arma humana"

© AFP - Yuki Iwamura

El señalamiento llegó directamente de la alcaldía neoyorquina, en referencia al envío de migrantes irregulares desde Texas, estado fronterizo con México y enviados en autobús hasta la Gran Manzana. Según el gobernador, Greg Abbott, los envíos de migrantes a estados con Gobiernos demócratas, se realizan para repartir la carga migratoria que soporta su territorio.

Cuatro nuevos buses con al menos 140 migrantes irregulares llegaron este miércoles a la Estación Central en Manhattan. Entre ellos, familias con niños y bebés.

"Claramente, Abbott está utilizando a seres humanos inocentes como arma contra Nueva York, y eso está muy mal", manifestó el Comisionado de Inmigración de la Alcaldía, Manuel Castro.

Él recibe personalmente a los recién llegados, necesitados de atención después de varios días de viaje.

El funcionario acusó al gobernador de Texas de contratar a una compañía privada de seguridad para mantener a las familias dentro de los autobuses, aunque todos habrían firmado un consentimiento para su traslado.

Pero, ¿por qué la acusación al gobernador de Texas, Greg Abbott de manipular la situación de los migrantes?

El mandatario estatal admitió abiertamente que busca repartir la carga migratoria en su territorio, un estado fronterizo con México. Y alega que Nueva York y Washington D.C., por ser ciudades progresistas gobernadas por alcaldes demócratas, son las que tienen que asumir su parte, en un problema que considera nacional.

“No hay ninguna coordinación”

Lo cierto es que entre Nueva York y Texas no existe ninguna coordinación entre sus dirigentes para facilitar la estadía de los migrantes.

Así lo denunció Manuel Castro, quien además afirmó que ni siquiera tienen claridad sobre cuántos migrantes llegarán en cada autobús, ni su condición física o médica. Sin embargo, el Comisionado de Inmigración de la alcaldía neoyorquina aseguró que la ciudad "está preparada para recibir a tantos como lleguen" y proveerles de comida, bebida y atención médica.

La posición de Greg Abbott

Previamente, en un artículo escrito para la cadena Fox, el gobernador Abbott afirmaba que "si los alcaldes de la ciudad más poblada de Estados Unidos y la capital de la nación se están quejando por unos pocos miles de emigrantes, imaginen lo que sufren esas pequeñas poblaciones de la frontera con recursos limitados", líneas con las que delineó su postura.

El gobernador republicano ha enviado a más de 6.000 personas en buses a Washington y Nueva York desde abril.

Abbott pone así sobre la mesa el tema migratorio durante un año electoral, en el que se postula para un tercer mandato como gobernador de Texas.

Con EFE