Yolanda Díaz o el ensayo de entrevistas incisivas a políticos

·4 min de lectura
La ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en una sesión de control al Gobierno en el Senado. (Photo by Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)
La ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en una sesión de control al Gobierno en el Senado. (Photo by Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

Por fin una entrevista televisada a un político en la que todo es lo que parece. Sin trampa ni cartón y sin el corsé de las condiciones de campaña ni los vetos temáticos. La ministra Yolanda Díaz aceptó que ‘Salvados’ fuera su sombra durante 12 horas, asumió el cuestionario del periodista Gonzo y tan sólo rechazó contestar a una pregunta. Una única pregunta.

Y sobre eso giró casi todo el programa en el que las facilidades dadas por la ministra no supusieron una alfombra roja para el equipo de la Sexta. Ya en la víspera de la emisión, Gonzo avisó en algunas de las promos de que "se le nota que pasa muchas horas fuera del despacho, teniendo que torear, negociar, intentando recibir y no dar".

Todo porque Díaz, a pesar de haber sido preguntada varias veces al respecto, no quiso dar detalles sobre su relación con la ministra de Economía, Nadia Calviño. Con quien se rumorea que ha discutido en al menos un par de ocasiones.

Al contrario. Díaz optó por calmar las aguas y, en aras de la cordialidad, prefirió no entrar en el juego de poderes entre las diferentes sensibilidades y siglas del Gobierno de coalición.

Primero fue preguntada por si el equipo del Ministerio de Trabajo se ha llegado a levantar de la mesa de negociación por sus diferencias con el departamento de Economía.

Después, Gonzo reformuló la pregunta. "¿Con quién tiene una relación más fluida Calviño, con Amazon o con usted?". Pero Díaz se mantuvo firme y resaltó que a todos los miembros del Consejo de ministros les une “el programa” suscrito entre todas las partes. "Yo tengo una relación con ella y con todo el gobierno", decía Díaz, que llamaba la atención sobre "el mito de las malas relaciones" dentro del ejecutivo de coalición.

Y aun así el presentador insistió una vez más para recibir la misma respuesta por tercera vez. "Todos los ministerios nos hacemos observaciones y tenemos puntos de vista diferentes. Lo importante es que las diferencias se muestren en los órganos de gobierno y no salgan al exterior".

Tanto enfocarse en lo mismo que se pasó por alto que, por ejemplo, la ministra sí que reconoció recibir presiones de "multinacionales" desde que es ministra: "No es muy democrático", señaló. Haciendo una confesión pocas veces escuchada de un ministro.

Aplicar un periodismo incisivo tiene sus fans. Es un estilo que en la Sexta ya abandera la también periodista, Ana Pastor, a quien se convierte en trending topic cada vez que realiza una entrevista en su programa ‘El objetivo’. Lo curioso es que en este caso no se apretó a un político para hablar sobre un tema de corrupción, de licitaciones o de promesas incumplidas, sino de un simple cotilleo para saber cómo se llevan dentro del Consejo de ministros cuyas deliberaciones son secretas. Una maniobra que muchos entendieron ayer como un intento de desestabilizar al Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidos Podemos.

Las redes sociales, de hecho, se han dividido entre quienes defienden la actitud de la ministra y los que suscriben las críticas del periodista. “¿Qué buscabas Gonzo?. ¿Una crisis de Gobierno?. Una ministra que trabaja con consensos y moderación, no puede cometer el error de sacar las discusiones que hay dentro del Gobierno”, o “Todo un ejemplo, el de la ministra de Trabajo y Economía Social, de cómo hacer frente a las preguntas no pertinentes del periodismo mercenario” han salido algunas de las respuestas de los tuiteros.

Pero lo que más ha sorprendido es el dardo definitivo ha llegado a posteriori. Cuando a la vista de que había 'dejado escapar a su presa', el periodista gallego ha utilizado su twitter para señalar: “Si algún día por escribir un libro, le sugiero un título: el arte de no contestar respondiendo preguntas”.

La pregunta es: ¿Se hubiera atrevido Gonzo a actuar de la misma manera si el protagonista del programa hubiera sido un político de partido con amplia trayectoria en la Administración pública? ¿O la entrevista a la ministra Díaz es el principio de un nuevo estilo de la Sexta que seguirá sacando colmillo tras su programa de ayer?

En vídeo | La Nadia Calviño, la apuesta española para presidir el Eurogrupo

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente