Yihadista condenado a cadena perpetua en Alemania por asesinar a gay y herir a otro

·2 min de lectura
Abdulá A., yihadista condenado a cadena perpetua por asesinar a miembro de pareja gay, comparece en el tribunal de Dresde, Alemania

Un yihadista sirio fue condenado este viernes a cadena perpetua por haber asesinado con arma blanca a un turista alemán y herir de gravedad a su compañero, en un ataque homófobo en Dresde (este).

En un caso descrito por los medios alemanes como el primer atentado islamista mortal en el país contra personas homosexuales, el Tribunal Superior regional de Dresde condenó al agresor, de 21 años, identificado solamente como Abdulá A., por asesinato.

El tribunal determinó una condena "con gravedad particular", algo que significa que es muy poco probable que se le conceda la libertad anticipada.

Además fue declarado culpable de otros cargos, como intento de asesinato y lesiones corporales graves tras haber atacado a la pareja con un cuchillo cuya hoja medía 21 centímetros, el 4 de octubre de 2020.

Las víctimas conformaban una pareja y, de acuerdo a los informes, iban tomadas de la mano por la calle cuando Abdulá A. las atacó por detrás.

Uno de ellos, Thomas L., de 55 años, murió más tarde en un hospital a causa de sus heridas. El otro, Oliver L., de 53 años, sobrevivió a pesar de haber sufrido graves lesiones.

El magistrado que presidió el tribunal, Hans Schlueter-Staats, destacó que Abdulá A. había estado motivado por una "ideología islamista radical" y percibía a sus víctimas como "infieles". "Quería castigarlos a ambos con la muerte", añadió.

Las autoridades judiciales recibieron varias críticas por no haber identificado a las víctimas como a una pareja gay de manera pública durante semanas.

El asesino, nacido en Alepo, Siria, no se dirigió al tribunal durante todo su juicio.

Su equipo defensor, si bien reconoció su culpabilidad, pidió una sentencia más leve puesto que el enjuiciado tenía sólo 20 años cuando cometió los crímenes.

Fue detenido gracias a pruebas de ADN, el 20 de octubre pasado, cuando portaba un cuchillo grande en su mochila, luego de poco más de dos semanas de haber atacado a ambos hombres en el exterior del Palacio de Cultura de Dresde.

Los investigadores declararon que había comprado dos juegos de cuchillos días antes del atentado, con el objetivo de matar "infieles".

Schlueter-Staats justificó la dura sentencia destacando que Abdulá A. no había demostrado el menor remordimiento. "Quiso volver a matar tras este acto", indicó el juez.

Llegado a Alemania como menor de edad durante la gran afluencia de refugiados en 2015, el sirio vivía con el estatuto de "tolerado", que se otorga a personas cuyas solicitudes de asilo han sido rechazadas, pero que tampoco pueden ser deportadas.

Según la fiscalía, el joven comenzó a radicalizarse en 2016.

En 2018 fue detenido y procesado como menor de edad por recaudar fondos para organizaciones terroristas extranjeras, lo que le valió una pena de dos años y nueve meses de prisión. Cuando cometió los crímenes se encontraba bajo régimen de libertad vigilada.

hex-dlc/fec/dl/age/tjc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente