Construían un carril bici y tropezaron con un tesoro del Paleolítico

·3 min de lectura

Lo que ha ocurrido en Galicia, en la carretera que une las localidades de Paramos y Salceda, es algo de lo más habitual en Roma. Iniciar una obra y que haya que paralizarla porque bajo las primeras capas de tierra aparece un tesoro arqueológico. En el caso de esta zona gallega, los equipos estaban llevando acabo la tareas para la construcción de una nueva senda peatonal y ciclista, como señala La Voz de Galicia, cuando ‘tropezaron’ con restos de un yacimiento del Paleolítico.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Al frente del equipo que trabaja en la zona, explican en el citado medio gallego, se encuentra la arqueóloga y experta en esta época, Rosa Villar. El yacimiento se correspondería con un campamento “en el que habitaron los primeros humanos de las zonas del Caselas y el Landres”, según sus propias palabras. Eso es lo que se ha encontrado, pero aún es pronto para establecer una fecha concreta o más aproximada más allá del periodo señalado ya que se necesita estudiar más a fondo el hallazgo. Por ahora, la aproximación que se da es que sería un asentamiento temporal de nómadas entre el 200.000 y el 80.000 antes de Cristo.

El descubrimiento lo hizo Xosé Manuel Suárez, vecino de la zona y también arqueólogo, que se percató de que había herramientas prehistóricas en un talud (inclinación del terreno). Desde la asociación de vecinos se preparó un informe que fue enviado a la Xunta y szf< puso en marcha la maquinaria para casos como este. Se autorizó el procedimiento y, según apunta La Voz de Galicia, los resultados hasta ahora han superado las expectativas.

Villar considera que este yacimiento recién descubierto estaría relacionado con el de Budiño, datado entre 200.00 y 300.000 años antes de Cristo. “Estamos en la zona cero del Paleolítico Inferior al aire libre, que es la de las terrazas de la cuenca del río Miño, donde ya sabíamos que es una de las vías principales por las que se movían las poblaciones de hace 200.000 años porque necesitaban cazar para sobrevivir por lo que eran nómadas y no construían viviendas”, ha comentado.

Sobre estos asentamientos temporales de los nómadas que recorrieron Galicia en el Paleolítico, dice la arqueóloga que muestran como “se movían en busca de agua y materias primas en función de la época del año, para encontrar animales y las piedras para tallar sus armas y utensilios”.

En los trabajos realizados hasta el momento se han podido extraer en buen estado herramientas de piedra. Han sido diez días obre el terreno. El siguiente paso es estudiar los hallazgos, analizarlos, catalogarlos y lograr datarlos con una mayor precisión. En cuanto a las obras del nuevo recorrido ciclista y peatonal que tuvieron que ser paralizadas, han sido reanudadas y siguen su curso. 

EN VÍDEO | Hallan en la Patagonia chilena al "abuelo" de los cocodrilos modernos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente