Ya no hay solución política en Cataluña: O artículo 155 o elecciones

Vencido el plazo para que Puigdemont clarifique si declaró o no una república, la justicia dejó presos a Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. EFE

No habrá solución dialogada ni negociada a la cuestión catalana. Así que ya no sirve de nada esperar al jueves. Y si me apuran tampoco hacía falta esperar todo el fin de semana pasado a conocer el contenido de la carta que remitió Carles Puigdemont a Mariano Rajoy -aunque ese tema lo dejamos para más adelante-.

Con la decisión de ayer de la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de enviar a la cárcel, de manera preventiva, a los líderes de dos de las asociaciones catalanas más implicadas en la independencia de la región Jordi Sànchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium Cultural) el procés se ha judicializado. O lo que es lo mismo, ya no es un conflicto político. La separación de poderes, si es que existe en España ya que casos como el del ex fiscal jefe de Anticorrupción apuntan a lo contrario, impide que la cuestión catalana se pueda solucionar en esos dos planos. Una vez abierta la judicialización del asunto, poco hay que hacer políticamente hablando. Así que Puigdemont ya puede recular o liarse la manta a la cabeza que poco impactará.

Con respecto del auto judicial no hay mucho que decir. Es decir, el auto es impecable en las formas. Otra cosa es que guste o no. En su razonamiento jurídico la magistrada Lamela indica que “cobra especial importancia el papel que los dos investigados tuvieron en los hechos objeto del presente procedimiento participando activamente en las convocatorias que tuvieron lugar los días 20 y 21 de septiembre, alzándose además como sus principales promotores y directores”.

La magistrada sostiene que los hechos contra las fuerzas y cuerpos de seguridad “no constituyeron una protesta ciudadana aislada, casual o convocada pacíficamente en desacuerdo con unas actuaciones policiales” ordenadas por un juez. Al contrario, argumenta que las movilizaciones “se enmarcan dentro de una compleja estrategia” con la que Cuixart y Sànchez “vienen colaborando hace tiempo” en ejecución “de la hoja de ruta diseñada para llegar a obtener la independencia de Cataluña”, añade. El resultado, ambos están acusados de un delito de sedición.

Judicialmente, insistimos, poco que decir. Pero a nadie se le escapa que la encarcelación de los ‘dos jordis’ ha dinamitado cualquier puente que se pudiera tender al respecto. No eran muchos, pero los había en forma de contacto personal entre algún conseller del Govern y ministros del Gobierno. En cualquier caso, han saltado por los aires ya que, independientemente de lo que buscara la jueza, política y socialmente hablando lo que se ha conseguido es elevar la tensión a niveles del 1-O cuando en los últimos días las aguas parecían haberse calmado parcialmente.

Y esto no es baladí porque la movilización social en las calles ya está decretada. ANC y Òmnium han llamado a los ciudadanos a participar en un paro este martes a mediodía y una marcha con velas por la tarde. Y habrá más. Y a cada minuto que pase, estas se irán retroalimentando y el enfado puede acabar en ira como, por suerte hasta ahora, sólo ha ocurrido en casos aislados.

Pero no hay que dejar de lado los tiempos del periplo judicial. Es decir, la decisión oficial de la jueza se conoció ayer pasadas las 20 horas. Pero los dos implicados se la esperaban porque ambos dejaron vídeos grabados para sus seguidores en las redes sociales. Y no solo ellos, hay varios periodistas que el pasado 12 de octubre anunciaron exactamente lo que iba a ocurrir. Concretamente durante la recepción oficial tras el Día de la Hispanidad en cuyos corrillos ‘off the record’ con la prensa se habló abiertamente de lo ayer sucedido tal y como desveló Arsenio Escolar.

Un extremo que, de confirmarse, vuelve a dejar serias dudas acerca de la separación de poderes en España porque evidenciaría que los miembros del Gobierno sabían lo que iba a pasar ayer en la Sala de la Audiencia Nacional. O, si se es malpensado, que el Gobierno decidió lo que debía ocurrir ayer en el juicio.

Sea cual sea lo ocurrido, olvídense de soluciones políticas. El próces catalán se ha judicializado. La duda es saber si, antes de aplicarse el artículo 155 que se impulsará esta semana, se decretarán elecciones en Cataluña, con algunos de los actores políticos actuales inhabilitados, o en la cárcel.


Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines