La Xunta pedirá modificar el protocolo de Sanidad que duda sea vinculante

·2 min de lectura

Santiago de Compostela, 3 jun (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que el Gobierno gallego va a presentar modificaciones al protocolo del Ministerio de Sanidad aprobado ayer sobre las medidas contra la covid-19, aunque cuestiona que sea "vinculante", ya que ni siquiera está publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En declaraciones, tras participar en la inauguración del I Congreso Mundial Xacobeo, ha explicado que la asesoría jurídica está estudiando este documento para determinar si es de obligado cumplimiento y qué partes lo son y, en el caso de que sea así, "va a presentar modificaciones".

Mientras tanto, la Xunta piensa mantener su "hoja de ruta", con la reunión del comité clínico del próximo martes, que estudiará relajar algunas restricciones a la espera de lo que determine la asesoría jurídica.

"En este momento la asesoría jurídica de la Xunta está viendo si realmente tiene fuerza vinculante o no. Es evidente que Galicia siempre acata las resoluciones de obligado cumplimiento, pero no podemos aceptar ni compartir ni en la forma ni en el fondo el documento", ha dicho el presidente gallego.

La Xunta está en desacuerdo sobre todo con la limitación para territorios que tengan una incidencia de entre 150 y 250 que podrían tener que cerrar los locales de hostelería en interior, y que el ocio en exterior tenga medidas "más restrictivas" que en los interiores, según ha detallado Núñez Feijóo.

De hecho, ha apuntado que el comité estudiará la posibilidad de ampliar el número de personas no convivientes que pueden reunirse, que ahora está en seis en interior y diez en exterior, como fija el protocolo de Sanidad, por lo que de aplicarse este documento la Xunta "no puede hacerlo", ha apuntado.

También abordará la posibilidad de ampliar el horario de las terrazas de hostelería después de las doce de la noche.

Pero más allá del contenido del protocolo, aprobado en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud de ayer, el Gobierno gallego está en desacuerdo además "con la forma", ya que se planteó inicialmente como un documento de recomendaciones y, después, en el encuentro se transformó en "obligatorio".

Por eso, Núñez Feijóo considera que incurre en "vicios" legales tanto en su presentación como en su aprobación, al haber votado en contra varias comunidades autónomas "que representan a más de la mitad de la población española", ha resaltado.

Ha pedido "seguir trabajando" pero "sin improvisaciones" y con respeto por los protocolos que han decidido hasta ahora los distintos comités clínicos autonómicos porque el Gobierno no puede erigirse ahora en "el gran coordinador" cuando se ha "desentendido" de la desescalada.

"No podemos aceptar que cuando llevamos con protocolos durante un año y medio que están dando resultados ahora, de forma abrupta, se quiera aplicar otros", ha lamentado el presidente gallego, quien ha apuntado que estas medidas no fueron tampoco abordadas con el sector hostelero.

(c) Agencia EFE