Xi Jinping apunta a la "reunificación de la patria" en su discurso de cierre de 2021

·4 min de lectura

En su último discurso del año, el mandatario chino se centró en temas como la soberanía de Taiwán y la "estabilidad" de Hong Kong. Xi cerró el año haciendo también balance de la pandemia y con miras a los Juegos Olímpicos de Invierno 2022.

Este 31 de diciembre el mandatario chino se dirigió a la nación para cerrar el 2021.

En su discurso televisado, Xi recalcó el compromiso del Partido Comunista para convertir a China en un líder mundial en 2049 y no dejó de lado la situación de Taiwán, Hong Kong y Macao, territorios a los que Beijing considera propios y por cuya soberanía no ha dejado de clamar en los últimos años.

"Siempre debemos mantener una perspectiva a largo plazo, ser conscientes de los riesgos potenciales, mantener el enfoque estratégico y la determinación, y alcanzar lo amplio y grandioso mientras abordamos lo delicado y minucioso", dijo Xi, quien resaltó los logros socioeconómicos y se congratuló de que el país se haya convertido en lo que calificó como una nación "moderadamente próspera".

Una "reunificación pacífica" con Taiwán

Xi aseguró trabajar por "la completa reunificación de la patria" y dijo que este objetivo es la "aspiración común" de los "chinos a ambos lados del Estrecho de Taiwán", en una clara referencia al territorio taiwanés, centro de debate con Occidente durante este 2021.

"Espero sinceramente que todos los hijos e hijas de la nación china unan fuerzas para crear un futuro más brillante para nuestra nación", apuntó el mandatario chino.

Las declaraciones respecto a una unión "pacífica" contrastan con las de un funcionario de Beijing, que advirtió la semana pasada que China tomaría "medidas drásticas" si Taiwán avanza hacia la independencia formal.

La situación alrededor de Taiwán ha tensado la relación entre Beijing y Washington. Estados Unidos ha asegurado durante los últimos meses apoyar la independencia y la democracia en el territorio y ha prometido apoyo militar a la isla en caso de producirse una invasión por parte de Beijing.

Xi Jinping resalta la "estabilidad" de Hong Kong y Macao

En su discurso, el mandatario chino también se refirió a lo que describió como la “estabilidad” en los territorios semiautónomos de Hong Kong, ex colonia británica devuelta a China en 1997, y el enclave de Macao, retornado en 1999 tras dominio portugués.

"La patria siempre se ha preocupada por la prosperidad de Hong Kong y Macao", aseguró el mandatario, quien también prometió "esfuerzos" por mantener el mecanismo de un país, dos sistemas.

Este mecanismo fue una de las condiciones de la devolución de Hong Kong a China por parte de Reino Unido en 1997, entonces se estipuló que Beijing debería garantizar la independencia de Hong Kong y todas sus libertades democráticas al territorio.

La promesa que sin embargo se ha visto comprometida. Desde las multitudinarias protestas ciudadanas de 2019 contra el poder central en la isla, Beijing desató una serie de medidas que defensores de derechos humanos denuncian como represivas contra la libertad de expresión. Entre estas, la ley de seguridad nacional, que ha aplacado severamente a la disidencia pro democrática local y ha ayudado a que políticos afines al poder central se arraiguen en las esferas de poder hongkonesas.

El manejo chino de cara a la pandemia de Covid-19

Xi Jinping también resaltó en su discurso los “elogios” que ha recibido por parte de líderes extranjeros respecto a la lucha contra la pandemia de Covid-19.

El presidente chino resaltó la contribución por parte del gigante asiático de "2.000 millones de dosis de vacunas (contra el Covid-19) a más de 120 países y organizaciones internacionales", según indicó en su discurso.

El primer caso de coronavirus fue detectado en China a finales de 2019. Desde entonces, el país asiático se comprometió a hacer frente a este problema, bajo el implemento de duras restricciones sanitarias.

Pekín, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022

A pesar del boicot diplomático que han anunciado países como Estados Unidos al evento deportivo, Xi Jinping aseguró que China está “preparada” para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing en 2022.

El presidente prometió que China presentará unos “grandes Juegos Olímpicos al mundo de todo corazón", puesto que, según él, "el mundo espera con ansias a China, y China está lista" para albergar la cita mundial, que iniciará en febrero del próximo año.

El 2022 será un año de desafíos para Xi Jinping. El presidente de China deberá gestionar la desaceleración económica del país asiático, así como también el XX Congreso del Partido Comunista en otoño.

En su cierre anual, Xi también hizo alusión a la lucha contra la pobreza extrema y recordó que aún "queda camino por recorrer". Un tema ausente en el discurso fue el producto bruto interno, que sí había sido abordado en años anteriores.

Con EFE, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente