Wyoming reacciona con ironía al empujón de MAR a Andrea Ropero y le manda un recado a Vox

·2 min de lectura
Andrea Ropero y El Gran Wyoming en 'El Intermedio'. (Photo: laSexta)
Andrea Ropero y El Gran Wyoming en 'El Intermedio'. (Photo: laSexta)

Andrea Ropero y El Gran Wyoming en 'El Intermedio'. (Photo: laSexta)

El presentador de El Intermedio, El Gran Wyoming, ha comentado este martes la que fue una de las noticias del día: el empujón que Miguel Ángel Rodríguez, asesor de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, le ha dado a su compañera Andrea Ropero.

La comunicadora le preguntó a Ayuso por la ausencia de Alberto Núñez Feijóo en el acto de investidura de Alfonso Fernández Mañueco y, antes de que respondiese, se metió por medio Rodríguez, que le dio un empujón y la apartó de la presidenta madrileña. “Disculpe, ya ha hecho declaraciones”, le dijo el asesor.

“No hace falta que me empuje. Me ha empujado... no le voy a tolerar”, le contestó Ropero. Rodríguez le dijo que “no hace falta que haga usted el ridículo”.

“Yo no estoy haciendo el ridículo, el que está haciendo el ridículo es usted que me está insultando”, sentenció la periodista de El Intermedio.

Wyoming, durante el programa, felicitó a Ropero y dejó un irónico comentario, con palo incluido a Vox: “Lo has hecho muy bien, pero deberías haber pedido prestada una armadura medieval, seguro que a los de Vox les sobra alguna”. “Viendo como se comporta algunos, quizá un airbag”, añadió la periodista.

El presentador, para ver la repetición, dijo que iban a verlo al VAR, como si fuera un partido de fútbol, y narró el momento: “Andrea marca de cerca a Ayuso y entra a lanzar su pregunta, entonces aparece directamente Rodríguez. Es roja directa, no va a balón y va a chicha”.

“Hay contacto, un empujón, ojos vidriosos y mucho sudor en el rostro de Rodríguez. Claramente hay falta grave y deberían mandarle directamente al vestuario, que además se podría pegar una ducha fría para calmarse”, afirmó.

Ropero dijo que se encontraba perfectamente y que lo único que había hecho era limitarse a hacer su trabajo. “Lo seguiremos haciendo las veces que haga falta, le pese a quien le pese”.

“Siempre preguntamos con educación, damos los buenos días y despedimos a todo el mundo con un ‘gracias’”, sentenció la periodista.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente