Woodland brilla en el US Open; Rahm y García, con opciones

El estadounidense Gary Woodland, en el noveno hoyo de la segunda ronda del US Open de golf, el 14 de junio de 2019 en Pebble Beach (California, EEUU)

El local Gary Woodland se hizo con el liderato del Abierto de Estados Unidos de golf este viernes tras la disputa de la segunda jornada en Pebble Beach, en California, al firmar una tarjeta de 65 golpes para un total de 133, mientras los españoles Jon Rahm y Sergio García finalizaron igualados en el undécimo lugar con 139.

Woodland, de 35 años, arrancó el día en la octava posición y terminó en cabeza al brillar con seis por debajo del par, adelantando en la clasificación al inglés Justin Rose (135) y al sudafricano Louis Oosthuizen (136).

Ahora, buscará su primer "major" luego de haber logrado un sexto puesto en el Campeonato de la PGA en 2018 como mejor resultado.

"Sufrí el jueves. No estaba golpeando bien la bola pero pasé mucho tiempo en el campo de prácticas tras la primera ronda y eso me permitió recuperar el buen ritmo. Mi putt y mi juego corto funcionaron y eso marca totalmente la diferencia", apuntó Woodland.

"Debo seguir jugando así, sin pensar en lo que podría pasar", insistió el estadounidense, quien se hizo con el récord del campo de Pebble Beach después de 36 hoyos.

Los favoritos también están bien posicionados, con el norirlandés Rory McIlroy en la cuarta posición (137, -5) y el número uno mundial y vigente campeón Brooks Koepka en el sexto lugar, con 138.

"Es un recorrido complicado. Hace falta ser muy preciso. Lo conseguí en los primeros hoyos y un poco menos en los siete últimos pero estoy en una buena posición de cara al fin de semana", estimó McIlroy, ganador la semana pasada del Abierto de Canadá.

- Enfado -

Mientras, el estadounidense Tiger Woods se volvió a quedar muy lejos de la cabeza por segundo día consecutivo al acabar con 72 para un global de 142, y ve cómo se le escapa la oportunidad de conseguir su decimosexto trofeo de Grand Slam tras volver a la senda de la victoria en el último Masters de Augusta.

"No es la mejor forma de terminar el día. Estoy enfadado conmigo mismo pero sigo en liza. Aún hay muchos jugadores que pueden ganar ya que solo estamos a la mitad del torneo", declaró El Tigre, que se despidió de la fecha con dos bogeys en el decimoséptimo y decimoctavo.

Rahm comenzó el día con un bogey en el primer hoyo, otro en el tercero y otro en el sexto pero logró enderezar el rumbo con birdies en el séptimo, noveno, decimotercero y decimoctavo para seguir aspirando al título en el torneo de Gran Slam.

Su compatriota Sergio García lo escolta al acabar con 70 (-1) y 139 mientras el mexicano Carlos Ortiz es decimonoveno con 140.