Willy Toledo en TV3: "Teresa de Calcuta es una de las mayores criminales que han pisado este planeta"

Marya González

Willy Toledo reapareció este sábado en televisión tras su detención el pasado 13 de septiembre por un supuesto delito de ofensas contra los sentimientos religiosos. El actor acudió al programa Preguntes Freqüents (TV3) junto a su abogado, Endika Zulueta, para contar los detalles de su detención.

Tras asegurar que asumiría todas las consecuencias de su desobediencia a pesar de que no da "crédito a lo que está pasando en este país", se enzarzó en una discusión con el periodista Israel García-Juez sobre la iglesia católica y las ofensas a los sentimientos religiosos.

"Verá, yo soy adorador de Satán", dijo Toledo con sorna. "Y ustedes, en la Iglesia Católica, Apostólica, pederasta y Romana no paran de insultar a Satán continuamente llamándole el maligno. Bueno, pues a mí me ofenden mis sentimientos religiosos satánicos el que ustedes estén insultándonos a los satánicos todos los puñeteros días de nuestra vida.

A mí me ofenden continuamente los medios de comunicación, en la calle, los políticos, los fascistas.... Me ofenden profundamente todos los días de mi vida pero no voy por ahí denunciando a los fachas, a los políticos y a aquellos que me ofenden todos los días. Yo entiendo que usted se pueda sentir ofendido, lo siento muchísimo. A mí me ofende muchísimo más que esté legislado en el Código Penal español las ofensas a los sentimientos religiosos.

Me ofende que unos señores que creen en seres imaginarios tengan el poder para obligar a los políticos a introducir artículos en el Código Penal sobre sus creencias".

Tras echar en cara al periodista las violaciones y los casos de pederastia que han sacudido a la Iglesia, García-Juez puso como ejemplo a Teresa de Calcuta para mostrar una cara más amable de la institución. Sin embargo, la mención a la santa dio pie al actor para una nueva diatriba:

"Teresa de Calcuta es una de las mayores criminales que han pisado este planeta en toda su historia. Para que ustedes lo sepan, es una señora demente que decía que el mayor honor que podía tener un ser humano, evidentemente solo para los pobres, era morir con dolor como hizo Cristo en la cruz.

¿Qué quiere decir esto? Que en sus presuntos sanatorios, que en realidad eran mortuorios, lo que hacía era dejar morir sin medicinas, sin analgésicos, sin ningún tipo de alivio a sus dolores para que se murieran retorciéndose de dolor en un colchón de mala muerte porque aquello los iba a acercar a Cristo.

Era una criminal, que como no podía ser de otra manera la Iglesia Católica, Apostólica, pederasta y Romana la convirtió en santa. ¡Pues claro!".

Sigue leyendo en El HuffPost