"No te echaremos de menos": la aplaudidísima respuesta viral de un club inglés a un aficionado racista

Escudo del West Bromwich Albion en una de las puertas de su estadio. Foto: Visionhaus/Getty Images.

Una de las características psicológicas más llamativas de los humanos es que, aunque seamos conscientes de que existan problemas estructurales gravísimos pendientes de resolver desde que alcanza la memoria, los consideramos prácticamente parte del paisaje y no arrancamos a actuar (o al menos no damos la impresión pública de que nos preocupa) hasta que no ocurre algo particularmente llamativo que rompe nuestra rutina y nuestra tranquilidad. Así, por ejemplo, aunque el racismo es una lacra prácticamente eterna, nos hemos acordado de ella (y veremos cuánto tardamos en olvidarnos) a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos, o más bien a rodillas, de la policía de Minneapolis.

Lo único bueno de tan horrible tragedia es que ha servido para desencadenar una oleada de condenas y mensajes antirracistas no solo en Minnesota ni en Estados Unidos, sino a nivel global. Habrás visto que tus redes sociales se están llenando de imágenes de color negro, especialmente ayer martes que se lanzó la campaña “Blackout Tuesday”. Se han unido a ella tanto usuarios anónimos como personajes célebres e incluso entidades diversas, incluyendo equipos deportivos.

Entre ellos, el West Bromwich Albion, club de fútbol inglés originario de un suburbio de Birmingham que juega en el Championship, la segunda división del país, aunque antes del parón por el coronavirus se encontraba en posiciones de ascenso directo a la Premier League. Los blanquiazules, como tantos otros, publicaron en su cuenta de Twitter un mensaje alusivo a la situación, con el texto “Together we are stronger” (“juntos somos más fuertes”).

Conversación en Twitter entre el WBA y un aficionado racista.

Pero a un aficionado, por algún motivo, no le sentó nada bien y contestó “Patético. Anulad mi abono de temporada. Saludos”. La respuesta del club no se hizo esperar: “No te echaremos de menos”. Esta réplica se ha viralizado de tal manera que el fan xenófobo, probablemente avergonzadísimo, ha optado por borrar su cuenta, aunque por suerte muchos otros estuvieron al quite para hacer pantallazos. El tuit original del WBA sí se conserva.

La contestación tan contundente ha recibido muchos elogios, incluso de futbolistas de equipos rivales como Ben Foster (Watford) o Sam Morsy (Wigan). Otras respuestas han sido más ingeniosas, como la del humorista británico-paquistaní Tez Ilyas, quien hizo ver al seguidor racista que ni siquiera conoce la historia de su propio club.

En la temporada 1978/79 el WBA, un club sin glamour y con poco renombre de la región de las Midlands occidentales, se convirtió en el primer equipo británico en alinear a tres jugadores negros: Cyrille Regis, Laurie Cunningham y Brendon Batson.

Hay que reconocer que el fútbol inglés sí está mostrando mucha sensibilidad con el asunto del racismo. De hecho, a falta de partidos, nos han llegado imágenes muy potentes de los entrenamientos de algunos equipos en los que se ve a plantillas enteras protestando arrodilladas. Así lo hicieron los jugadores del Liverpool en torno al círculo central de Anfield...

Jugadores del Liverpool en Anfield. Foto: Andrew Powell/Liverpool FC via Getty Images.

...o los del Chelsea, en su ciudad deportiva, ordenados para formar una letra H de “humano”.

El Chelsa en su campo de entrenamiento. Foto: Darren Walsh/Chelsea FC via Getty Images.

Además, de cara a la vuelta a la competición (prevista para el 17 de junio), la Football Association inglesa, organismo encargado de velar por la disciplina deportiva, ha anunciado que no tiene intención de sancionar a posteriori a los jugadores que muestren proclamas pidiendo justicia social. A pesar de que el reglamento prohíbe expresamente cualquier contenido político, comercial o religioso, la federación indica que se aplicará el “sentido común” y que valora más la capacidad del fútbol para “romper barreras entre comunidades”.

Esto contrasta con la actitud de la ya reanudada Bundesliga alemana, que se plantea seguir la normativa a rajatabla y castigar a futbolistas como Jadon Sancho o Achraf Hakimi por su actitud reivindicativa en los últimos encuentros disputados. Parece, no obstante, que no llegará a haber consecuencias, puesto que la propia FIFA ya ha hecho saber que no ve adecuado imponer penas por este motivo.

Más historias que te pueden interesar: