Los Warriors se impusieron en el Juego 3 para quedar a un paso de la final

·2 min de lectura

Los Golden State Warriors tienen medio boleto a la Finales de la NBA en el bolsillo, después de vencer este domingo por 109-100 a los Dallas Mavericks en el Juego 3 de la llave entre ambos.

Con este resultado, los californianos quedaron con una ventaja de 3-0 en la serie final de la Conferencia del Oeste: nadie ha remontado tal diferencia en la historia de la liga. De 146 equipos que lo intentaron, ninguno tuvo éxito.

Fue un duelo en el cual las estrellas dijeron presente en su esplendor: Stephen Curry fue la gran figura de los Warriors con 31 puntos y 11 asistencias, mientras que Luka Doncic sumó 40 y 11 rebotes para los Mavericks.

La gran diferencia estuvo en el aporte de los jugadores de rol. Para los Warriors, Andrew Wiggins acabó con un doble-doble de 27 y 11, Kevon Looney estuvo intratable en los tableros y Jordan Poole anotó el triple más importante del partido en los instantes finales, cuando Dallas se ilusionaba con una remontada.

Del lado de los texanos, pese a que Jalen Brunson y Spencer Dinwiddie terminaron con 20 y 26 puntos, respectivamente, la nula contribución de Maxi Kleber (0 de 5 en triples en 25 minutos) y Reggie Bullock (0 de 10 de cancha en 40 minutos) fue un obstáculo demasiado difícil de sortear.

Así entonces, los Warriors quedaron "match point" en la serie y ahora buscarán pasar la escoba cuando se vuelvan a enfrentar el martes en el American Airlines Center de Dallas.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente