Wang dice que cualquier intento de desestabilizar Hong Kong fracasará

Aplastante victoria de los prodemócratas en las elecciones de Hong Kong. EFE/JEON HEON-KYUN

Tokio/Pekín, 25 nov (EFE).- El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, insistió este lunes, tras conocerse los resultados de las elecciones locales en Hong Kong, que "cualquier intento por socavar la estabilidad" del territorio autónomo "acabará en fracaso".

Wang, de visita en Tokio tras asistir este fin de semana la cumbre de Exteriores del G20 en la ciudad nipona de Nagoya, envió este mensaje tras reunirse con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

"Cualquier intento por socavar la estabilidad o incluso la prosperidad de Hong Kong acabará en fracaso", dijo el canciller chino en declaraciones que recogió la agencia Kyodo.

Durante el encuentro que mantuvo con Abe, destinado a tratar la visita de Estado a Japón del presidente chino, Xi Jinping, prevista para primavera, el mandatario nipón destacó "la importancia de permitir que florezca Hong Kong bajo el principio de 'un país dos, sistemas'".

Las elecciones a consejo de distrito en la excolonia británica se celebraron el domingo con normalidad, pese a las continuas manifestaciones registradas desde junio, y sirvieron como barómetro para medir el apoyo de los ciudadanos tanto al Gobierno como al movimiento de protesta.

En ellas se registró una participación récord del 71,2 %, y, a la espera de que finalice el recuento en algunas circunscripciones, los candidatos prodemócratas han obtenido una victoria arrolladora al conseguir al menos 388 asientos de los 452 en juego, mientras que los representantes pro-Pekín caen en picado hasta los 59, según el portal de noticias The Stand News.

LA PRENSA OFICIAL CHINA RELATIVIZA LA VICTORIA PRODEMÓCRATA

Mientras, en China, el diario oficial nacionalista Global Times aseguró hoy que la victoria de los prodemócratas "no fue aplastante", ya que en porcentaje de voto la diferencia fue del 57 % contra el 41 %, o lo que es lo mismo, 1,67 millones contra 1,2 millones.

No obstante, el sistema empleado por estos comicios es el de mayoría simple: el candidato con más votos por cada circunscripción es quien consigue el puesto.

El controvertido director del Global Times, Hu Xijin, acusó en su cuenta de Twitter a "Occidente" de haber estado "ayudando a la oposición de Hong Kong" durante la última semana ante los comicios.

Según expertos citados por ese rotativo, la victoria opositora muestra que los ciudadanos están "insatisfechos" con el desempeño del oficialismo en la ciudad, aunque apuntan que se trató de una elecciones "altamente politizadas y sentimentales", achacando este desenlace al rechazo al Gobierno que las protestas han generado en Hong Kong.