Por qué Walmart está suavizando su exigencia de usar cubrebocas

Ivette Leyva
·5 min de lectura
Una mujer usando máscara a la entrada de un centro comercial de Walmart en Washington, DC, el 15 de julio de 2020.  Foto: ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP).
Una mujer usando máscara a la entrada de un centro comercial de Walmart en Washington, DC, el 15 de julio de 2020. Foto: ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP).

Ante el incremento de los incidentes entre empleados de los mercados Walmart (WMT) y clientes poco colaborativos con las medidas para evitar la propagación del coronavirus en el país, el gigante minorista ha decidido no ser tan exigente con las medidas implantadas por su gerencia nacional.

Este gesto busca apaciguar la situación de estrés en los trabajadores y evitar así nuevos incidentes como los que se han producido en las últimas semanas, cuando no pocos individuos reticentes a asumir el uso de mascarillas sanitarias fueron confrontados por los responsables de los establecimientos.

Por ello, según un reporte de CNN, los compradores que se nieguen a usar una máscara facial dentro de cualquier tienda de Walmart seguirán siendo atendidos, al tiempo que la compañía busca proteger a su personal tanto de la violencia de los últimos días como del contagio del COVID-19.

Antes, Walmart había anunciado que a partir del 20 de julio serían obligatorios para toda la clientela las coberturas faciales, excepto para aquellas personas cuyas condiciones médicas se lo impiden. La medida era consecuente con las aplicadas por otros 27 grandes minoristas del país.

Sin embargo, CNN tuvo acceso a un video de capacitación para el personal en el que se les anuncia a todos los empleados que los usuarios que se nieguen a portar tanto máscaras como otros revestimientos faciales deberían “continuar comprando”.

Según ha trascendido, CVS, Walgreens, Home Depot y Lowe's también han aceptado atender a clientes sin máscaras.

Artículos relacionados:

Una pancarta con información sobre el uso obligatorio de las máscaras higiénicas contra la COVID-19, instalada a las afueras de un establecimiento de Walmart. Foto: ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP).
Una pancarta con información sobre el uso obligatorio de las máscaras higiénicas contra la COVID-19, instalada a las afueras de un establecimiento de Walmart. Foto: ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP).

Al inicio de la pandemia, Walmart había hecho público que estaba entrenando a lo que llamó “embajadores de la salud”, parte de su personal cuya función sería mantenerse en la entrada de las tiendas y “recordarles nuestros nuevos requisitos a quienes no llevaran su máscara”.

Estos empleados estarían capacitados para buscar una solución cuando las personas se negaran.

No obstante, ahora se les ha dicho a estos mismos “embajadores de la salud” en el video de capacitación que no le impidan la entrada a los clientes que se nieguen.

En su lugar, el trabajador deberá informarle al gerente “para que se puedan determinar los próximos pasos”.

En caso de una situación mucho más grave, Walmart no descarta involucrar a la policía en el asunto.

En busca de soluciones más ‘amigables’

“Si bien tratamos de encontrar soluciones para los clientes que no usen protectores para la cara, de vez en cuando necesitamos llamar a la policía para solicitar su asistencia en esas áreas”, le aseguró un representante de Walmart a CNN.

Pero por el momento la idea es evitar que se agrave el ambiente dentro de cada tienda y que los ánimos se caldeen.

“Sabemos que puede haber situaciones que no permitan que todos se cubran la cara”, apuntó la portavoz de Walmart, Delia García, en un comunicado dirigido a Business Insider. En esas situaciones, dijo, “sí les permitiremos comprar en nuestras tiendas y clubes”.

“Nuestro objetivo es evitar que los empleados se enfrenten físicamente, por lo que nuestros embajadores recibirán capacitación sobre esas excepciones para ayudar a reducir las fricciones con el comprador”, agregó.

Clientes en un Walmart en Coconut Creek, Florida (AP)
Clientes en un Walmart en Coconut Creek, Florida (AP)

Un “truco de relaciones públicas”

Por su parte, Stuart Appelbaum, presidente de Retail, Wholesale y Department Store Union, criticó la ausencia de una aplicación más firme y le dijo a la CNN que si las compañías “no les exigen a los clientes que usen máscaras dentro de sus tiendas, entonces nunca tuvieron un requisito”.

“Todo no fue más que un truco de relaciones públicas”, fustigó.

En la actualidad, las máscaras son cada vez más aceptadas por la población, pero de todos modos sigue siendo un tema que a los trabajadores minoristas les ha generado angustias y problemas.

De acuerdo con una encuesta de la firma Gallup hecha pública el pasado 6 de julio, se constata un amplio apoyo al uso de máscaras en el país.

El 85% de los encuestados afirmó haber usado al menos una, mientras que apenas el 11% dijo no haberlo considerado.

Un dato que Delia García corroboró en la práctica. La funcionaria aseguró que “prácticamente todos los usuarios portan una máscara o cumplen fácilmente con el requisito”.

Video virales de clientes violentos

La nota discordante la han dado, sin embargo, algunos clientes cuyos casos han trascendidos en las redes sociales a manera de videos virales. A principios de julio, una mujer fue filmada destruyendo un cartel sobre las máscaras en un Target localizado en Arizona, mientras que otro cliente en un Costco de Oregon se sentó en el piso y se negó a irse en protesta contra el empleo obligatorio de la máscara.

A finales de junio, un joven trabajador de un McDonald's en California fue atacado físicamente e injuriado por su raza por un cliente que le había pedido que se pusiera una máscara sanitaria.

Otro empleado de una tienda de comestibles Ralphs, en Los Ángeles, se enfrentó a un hombre este 15 de julio, exigiéndole que se colocara una máscara o que saliera del establecimiento, ya que esta es una exigencia del condado de Los Ángeles.

Testigos del incidente notificaron que el cliente golpeó al empleado con un carrito de compras, lo que provocó que otro empleado le rociara el rostro con gas pimienta.

Walmart ha recordado que cerca del 65% de sus 5,000 establecimientos se ubican en áreas donde la exigencia de la máscara proviene de las autoridades estatales.

La Asociación de Líderes de la Industria Minorista, de la cual Walmart es miembro, se comunicó con todos los gobernadores estatales el pasado 6 de julio para solicitarles que la medida se extienda por fin y de manera consistente a los 50 estados de la nación.