El supermercado líder de EEUU da marcha atrás en su intento de sustituir trabajadores por máquinas

Tecnología y redes
·3 min de lectura

Walmart, el supermercado líder en Estados Unidos, está ‘despidiendo’ a robots y contratando seres humanos en su lugar. El minorista ha ideado otras formas simples y rentables de administrar los productos en sus estantes con sus trabajadores humanos en lugar de los robots, según informa The Wall Street Journal. Es decir, que las máquinas hacen mal su trabajo.

Walmart ha cortado los lazos con Bossa Nova Robotics, que fabricaba robots que escaneaban los estantes en busca de inventario. Aunque esto no quiere decir que la compañía haya abandonado su estrategia de robotización y tecnologización de sus tiendas, sin duda es una victoria para los trabajadores.

El supermercado líder de EEUU da marcha atrás en su intento de sustituir trabajadores por máquinas (Photo Illustration by Budrul Chukrut/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
El supermercado líder de EEUU da marcha atrás en su intento de sustituir trabajadores por máquinas(Photo Illustration by Budrul Chukrut/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Hasta ahora, en algunas tiendas de Walmart, los robots han vagado por los pisos de ventas y han ayudado a verificar si los estantes estaban llenos. Pero su trabajo no ha sido tan bueno como se esperaba. Walmart ha decidido terminar su contrato con la compañía de robótica detrás de esas máquinas después de descubrir que las personas pueden hacer casi el mismo trabajo.

En la noticia, que cita a personas anónimas familiarizadas con la situación, se asegura que Walmart recientemente cortó los lazos con Bossa Nova Robotics. Un portavoz de Walmart le dijo al Journal que alrededor de 500 robots estaban en las más de 4.700 tiendas de Walmart cuando finalizó el contrato.

Walmart ha experimentado un crecimiento significativo durante la pandemia de coronavirus, ya que los estadounidenses compran papel higiénico, productos enlatados, rompecabezas y más. Las ventas en línea de la compañía casi se duplicaron en el segundo trimestre, ya que los consumidores enviaron las compras a sus hogares y las recuperaron en la acera. Eso ha creado un nuevo desafío para el minorista de caja grande: reabastecer rápidamente los estantes y asegurarse de tener el inventario adecuado a mano.

El director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, asegura en una reciente entrevista concedida a la CNBC que los agotamientos esporádicos de existencias siguen siendo un problema. Dijo que si pudiera cambiar algo del negocio de Walmart, sería "tener un nivel de existencias aún más alto".

Según el informe del Journal, Walmart ha ideado formas sencillas y rentables de administrar los productos en sus estantes con la ayuda de sus trabajadores en lugar de utilizar los robots. El informe dijo que el presidente ejecutivo de Walmart en Estados Unidos, John Furner, también estaba preocupado por las reacciones de los compradores a los robots.

Sin embargo, Walmart sigue adelante con otros experimentos basados ​​en tecnología. La semana pasada, el minorista dijo que convertiría cuatro tiendas en laboratorios de comercio electrónico que prueban herramientas digitales y diferentes estrategias que podrían acelerar el reabastecimiento de los estantes y el cumplimiento de los pedidos online. Puede que la guerra con los robots esté perdida de antemano, peor esto supone una batalla ganada para los seres humanos.

Más historias que te pueden interesar:

Los robots: aliados en la crisis sanitaria, ¿enemigos después?

Los robots periodistas ya están entre nosotros

Robots realizan un recorrido privado de importante exhibición de arte pop