Wall Street se desinfla en la primera semana del año por los planes de la Fed

·3 min de lectura

Nueva York, 7 ene (EFE).- Wall Street empezó 2022 en territorio récord pero termina la semana en rojo después de que los ánimos se desinflaran por la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) suba los tipos de interés antes de lo previsto para frenar la inflación.

En el acumulado de los cinco primeros días del año, el índice Nasdaq se lleva el peor golpe, con una caída del 4,5 % y descolgándose del nivel de los 15.000 puntos; el selectivo S&P 500 baja un 1,9 % y el Dow Jones de Industriales se desliza un ligero 0,3 %.

Por contra, en las principales plazas europeas ha primado el optimismo por la mejora de la pandemia y Londres acumula una ganancia del 1,36 %; Milán, del 0,99 %; París, del 0,93 %; Fráncfort, del 0,66 %; y Madrid, del 0,44 %.

La plaza estadounidense comenzó en territorio récord, pero cambiaron los tornos tras la publicación de las actas de la última reunión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, en inglés) de la Fed que, además de constatar la retirada de estímulos desplegados por la pandemia, incluía sorpresas.

La primera, que sus gobernadores veían "justificado" adelantar la subida de los tipos de interés debido a la inflación -que está en su mayor nivel de las últimas cuatro décadas- cuando se esperaba esa medida una vez finalizado el programa de compra de bonos.

La segunda sorpresa era la posibilidad de que tras esa subida de los tipos, se proceda inmediatamente a reducir la cuantía de obligaciones del Tesoro en propiedad de la Fed, es decir, el tamaño de su balance de cuentas, que ronda los 8,75 billones de dólares.

"El tono de línea dura de la Fed en las minutas del FOMC sentó las pautas para los mercados financieros esta semana, eclipsando el repunte récord de infecciones de covid", señalaron los analistas de Wells Fargo en una nota.

Los inversores vendieron acciones, sobre todo las que han salido beneficiadas de la política monetaria acomodaticia que termina pronto, y también deuda pública, haciendo subir el rendimiento de los bonos del Tesoro, lo que a su vez lastró a las grandes tecnológicas.

El informe de empleo de diciembre, que ubicó la tasa de paro estadounidense en el 3,9 %, impulsó este viernes el interés de los bonos a 10 años hasta el 1,79 %, con lo que despide su mejor semana en años.

El tecnológico ha sido uno de los sectores más perjudicados con una caída acumulada del 4 %, junto al sanitario y el inmobiliario, mientras que el ganador ha sido el de la energía, que se ha revalorizado más del 9 %, seguido del financiero, más del 4 %.

Entre los nombres propios destacan Netflix y Salesforce, que se han dejado un 10 % acumulado; Nvidia, un 7 %; Microsoft un 6,6 % y Alphabet un 5 %. Las más boyantes han sido Wells Fargo, que gana un 14 %, Devon Energy, un 11 %, o Morgan Stanley, un 6 %.

"Aunque la incertidumbre por la inflación es un gran riesgo, merece la pena recordar que la economía está en muy buen lugar y la temporada de resultados, que empieza la próxima semana, debería ser un buen reflejo", dijo el analista Craig Erlam, de la firma Oanda.

En el mercado de petróleo, el barril de Texas ha subido un 5 % y roza los 79 dólares ante acontecimientos que afectan a la oferta, como la inestabilidad política en Kazajistán y el parón de producción de Libia, miembros de la alianza OPEP+, o el tiempo invernal al sur de EE.UU.

Las criptomonedas también cierran una mala semana, con el bitcóin en el nivel de los 41.000 dólares debido a los temores de Wall Street por el endurecimiento de la Fed pero también la situación en Kazajistán, que ha afectado a la minería de las divisas digitales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente