Vuelven a expulsar a varios diputados opositores del Parlamento de Hong Kong

Pekín, 18 may (EFE).- Al menos 14 diputados de la oposición hongkonesa fueron expulsados hoy del Parlamento local tras una trifulca que tuvo lugar antes de la votación en la que se eligió al presidente de un comité legislativo.

Este es el segundo incidente de este tipo en el Consejo Legislativo en lo que va de mes, ya que el pasado día 8, se expulsó a siete parlamentarios opositores tras una acalorada discusión sobre quién debía estar al cargo del Comité de la Cámara, panel que lleva bloqueado meses y que es responsable de examinar los proyectos de ley antes de someterlos a una votación final.

Según la televisión local RTHK, finalmente fue reelegida como presidenta de ese organismo una de las figuras más prominentes de la mayor formación pro-Pekín en la ciudad semiautónoma, la diputada Starry Lee.

Los expulsados habían mostrado su rechazo a la decisión del presidente del Parlamento de reemplazar al diputado opositor Dennis Kwok, vicepresidente del Comité de la Cámara, por el oficialista Chan Kin-por como encargado de presidir la votación para el citado puesto, que ha estado vacante durante siete meses.

Los parlamentarios progubernamentales acusaban a Kwok de haber retrasado deliberadamente esa votación en una supuesta maniobra política para bloquear leyes con las que la oposición estaba en desacuerdo.

Chan, protegido por guardias de seguridad que evitaban que los opositores se acercasen, fue expulsando a varios diputados que entonaban cánticos de protesta, a los que recordó que se enfrentarían a penas de cárcel por no permitir que el trabajo parlamentario se desarrollase con normalidad.

La votación no pudo comenzar hasta pasada una media hora del inicio de la sesión debido a los enfrentamientos entre los diputados opositores y guardias de seguridad.

RTHK asegura que al menos dos parlamentarios opositores -entre los que hubo quien presentó denuncias ante la Policía por los hechos- y un guardia de seguridad resultaron heridos en los forcejeos.

Las tensiones entre las fuerzas pro-Pekín y prodemocráticas en Hong Kong han resurgido tras unos meses en las que las protestas en la ciudad se han visto interrumpidas por la pandemia de la COVID-19.

Uno de los motivos de la discordia es un proyecto de ley que, de ser aprobado, impondría penas de prisión de hasta tres años para quien no respete el himno nacional chino, una medida que ha generado polémica, protestas y temores sobre la libertad de expresión en la excolonia británica.

Los seguidores del movimiento prodemocrático ya habían avanzado que, cuando la crisis sanitaria acabara, volverían a las calles a manifestarse de nuevo, y el pasado 1 de mayo celebraron varios mítines hasta que la Policía local les dispersó.

Las protestas comenzaron como oposición a una polémica propuesta de ley de extradición -ya retirada- que, según abogados y activistas, podría haber permitido a Pekín acceder a "fugitivos" refugiados en la excolonia británica.

Estas manifestaciones movilizaron desde junio a cientos de miles de personas y dejaron graves enfrentamientos con la policía, a la que acusan de abusar de su poder a la hora de disuadir las protestas.

(c) Agencia EFE