Vuelve la serie "Merlí", "filosofía en tiempos de liberalismo económico"

1 / 4
"Merlí. Sapere Aude", cuya primera temporada constará de ocho capítulos de cincuenta minutos, seguirá a Rubio hasta la facultad de filosofía, donde se matriculará siguiendo los pasos de su maestro y donde la curiosidad seguirá siendo su motor. EFE/Foto cedida

Madrid, 2 dic (EFE).- Tras el éxito de "Merlí", serie que seguía al profesor de filosofía homónimo por las aulas de un instituto, sus creadores aspiran a repetir la fórmula con "Merlí. Sapere Aude", una secuela que llega este jueves a Movistar y que para su protagonista, el actor Carlos Cuevas, "es un canto al autoconocimiento".

Para Cuevas, que retoma en la primera temporada de esta serie al joven Pol Rubio de "Merlí", la buena acogida de esta ficción en España y Latinoamérica es un "síntoma" del mal momento actual: "Esta serie es esperanzadora: trae ternura en tiempos de violencia, filosofía en tiempos de liberalismo económico", ha explicado este lunes en una entrevista con Efe.

"Me parece esperanzador que el personaje de Merlí fuera tan idolatrado por la juventud, pero es de un desconsuelo brutal que la gente tenga como referente un personaje de ficción -ha planteado el intérprete-. Eso significa que no tenemos referentes en nuestro día a día".

"Merlí. Sapere Aude", cuya primera temporada constará de ocho capítulos de cincuenta minutos, seguirá a Rubio hasta la facultad de filosofía, donde se matriculará siguiendo los pasos de su maestro y donde la curiosidad seguirá siendo su motor.

En la Universidad de Barcelona, Rubio se topará con la catedrática María Bolaño, interpretada por María Pujalte, una mujer en crisis y madre de Laura, una joven con síndrome de Down (interpretada por Gloria Ramos, de la cinta "Campeones").

Pujalte, quien se reconoce gran fan de "Merlí", se suma al elenco de "Sapere Aude" con la certeza de que el éxito de la primera serie reside en intercalar entretenimiento y seriedad, anteponiendo siempre "la ternura a la frivolidad". Una ecuación que tratará de repetir con su personaje, a quien el creador de la serie, Héctor Lozano, define como "la nueva Merlí".

"Es una profesora carismática que sabe motivar a Pol. Merlí era un personaje masculino y el protagonista único de la serie -ha explicado Lozano-. Él era consejero y participaba de los conflictos, tenía muchas ganas de tener una repercusión en la vida de sus alumnos. Bolaño hace reflexionar, pero es bastante indiferente a eso".

Tanto Lozano como el director de la serie, Menna Fité, coinciden en remarcar que "Sapere Aude" es una serie "más madura y adulta" que su predecesora y abierta a los espacios de Barcelona. "Teníamos más presupuesto -ha analizado Fité- y eso nos permitía alguna alegría, como enseñar la ciudad y hacerles a ellos interactuar con la gente".

El mundo de Merlí, que empezó como una producción original de TV3 y se emitió después en La Sexta y Netflix, acumula millones de seguidores por todo el mundo. A la primera serie y su secuela se suma la novela "Cuando fuimos los peripatéticos", un éxito de ventas escrito por Lozano y editado por Planeta.

En cualquier caso, el éxito de "Merlí" va más allá de novelas y ficciones: en la Universidad de Barcelona, explica el creador, "han subido las matriculaciones en filosofía desde hace dos años", y en Latinoamérica (especialmente en Chile, Argentina y Perú), "hay un repunte tanto del grado como de las clases de catalán".

En "Merlí. Sapere Aude", los seguidores del universo de Lozano se reencontrarán con algunos de sus personajes más queridos, como la madre de Merlí, interpretada por Ana María Barbany, o el joven Bruno, hijo de Merlí y amigo de Pol, de quien está enamorado.

"La primera serie tuvo mucho éxito porque hizo reflexionar a muchísima gente -ha asegurado David Solans, que interpreta al joven-. Es filosofía fácil de digerir. Además, Héctor Lozano tenía la necesidad titánica de contar una historia: la relación de un padre con su hijo, la aceptación de la sexualidad... Todo eso nacía de un sitio tan puro que contagió a los espectadores y al equipo".

Las nuevas incorporaciones al elenco de "Sapere Aude" llegan lideradas por Pablo Capuz, quien interpreta a Rai, un joven "frío, con grandes carencias afectivas y que siempre ha estado en una posición económica superior con quien Pol tendrá más de un desencuentro", explica Capuz.

Destacan también las incorporaciones, como parte del grupo de estudiantes de filosofía, de la argentina Azul Fernández, quien interpreta a la alegre y precaria Minerva, de Claudia Vega, que pone rostro a la joven e ingenua Oti, y de Pere Vallribera, que encarna al tímido e infantil Biel.

Por María Gómez de Montis