"Que vuelva a África" o "que vuelvan a África", la frase que encendió la Asamblea Nacional francesa

Polémica en la Asamblea Nacional francesa por un supuesto incidente racista. Un diputado de la izquierda radical hablaba sobre la difícil situación de los inmigrantes que cruzan el Mediterráneo, a las puertas del invierno, cuando un diputado de extrema derecha gritó: "que vuelva a África" o "que vuelvan a África".

La frase es ambigua, dependiendo si fue utilizado el singular o el plural. El diputado ultraderechista podría referirse tanto a los inmigrantes que llegan a Europa como al propio diputado Carlos Martens, de origen congoleño.

Una de las compañeras de Martens en Francia Insumisa, Mathilde Panot, decía:

"Mientras hacía esta pregunta, un miembro de la Agrupación Nacional, el señor de Fournas, le gritó 'vuelva a África'. Se dan cuenta de la gravedad de lo ocurrido. Hoy, la extrema derecha ha mostrado su verdadero rostro".

"Me gustaría decir que el racismo no tiene cabida en una democracia. La oficina de la Asamblea se reunirá y deberá decidir las sanciones", declarabaIsabeth Borne, primera ministra de Francia.

_"No voy a adelantarme, pero la situación es lo suficientemente grave como para reunirnos rápidamente para discutir esta situación y la sanción más apropiada", s_eñalaba la presidenta de la Asamblea Nacional, Yaël Braun-Pivet.

Gregoire de Fournas se defiende. Insiste en que su comentario no se refería a Carlos Martens, sino a "los inmigrantes de los barcos" y critica a los diputados de Francia Insumisa por buscar, dice, "polémicas estériles".