Otra vuelta de tuerca a los PAC de Ayuso: en la mitad no habrá médico sino "videoconsulta"

Una paciente espera en el antiguo SUAP de Federica Montseny (Puente de Vallecas, Madrid), ahora reconvertido en 'PAC', el 7 de noviembre de 2022. (Photo: Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)
Una paciente espera en el antiguo SUAP de Federica Montseny (Puente de Vallecas, Madrid), ahora reconvertido en 'PAC', el 7 de noviembre de 2022. (Photo: Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

Una paciente espera en el antiguo SUAP de Federica Montseny (Puente de Vallecas, Madrid), ahora reconvertido en 'PAC', el 7 de noviembre de 2022. (Photo: Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

Continúa en la Comunidad de Madrid el desbarajuste provocado con el nuevo plan de urgencias extrahospitalarias y el ‘estreno’ de los 80 Puntos de Atención Continuada (PAC), inaugurados el pasado 27 de octubre con el mismo personal que cubría los hasta ahora 40 dispositivos del Servicio de Atención Rural (SAR).

Este lunes, los médicos de los nuevos PAC estaban convocados a una huelga indefinida, en la que la Administración ha fijado un 100% de servicios mínimos, lo cual no ha impedido que protestaran ante la Consejería por su situación.

El lunes venía, además, con novedades. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha emitido un comunicado en el que anuncia que 34 de los 80 nuevos PAC no contarán con la presencia de un médico, sino que las consultas serán atendidas por videollamada al menos de forma “transitoria”, “hasta que se reconduzca la situación de conflictividad laboral generada en los 10 primeros días de reapertura de esta red”, reza la nota.

Esos 34 dispositivos constituyen prácticamente la mitad de los publicitados centros 24 horas, y son: el de Avenida de Portugal (Latina), Barajas (Barajas), Carabanchel (Carabanchel), Doctor Esquerdo (Salamanca), Fuencarral (Fuencarral-El Pardo), Mar Báltico (Hortaleza), Orcasitas (Usera) y Pavones (Moratalaz), en Madrid capital; y en el resto de la región: Aranjuez, Arganda del Rey, Cerro del Aire (Majadahonda), Chinchón, Collado Estación (Collado Villalba), Colmenar Viejo, El Escorial, Fuente el Saz, Jaime Vera (Coslada), La Fortuna (Leganés), Las Rozas, Manzanares el Real, Moralzarzal, Morata de Tajuña, Móstoles, Paracuellos de Jarama, Parla, Perales del Rio (Getafe), Pozuelo, Ramón y Cajal (Alcorcón), San Agustín del Guadalix, Torrelaguna, Torrelodones, Valdemoro, Velilla de San Antonio y Villaviciosa de Odón.

Según establece la nota de Sanidad, será el personal de Enfermería de cada uno de estos centros el que deberá llevar a cabo “una interconsulta” con “un médico de su propia dirección asistencial, es decir, una de las siete en las que está dividida la organización de la Atención Primaria en Madrid”. En el comunicado se explica que los profesionales contarán con 160 equipos técnicos, ya “adquiridos”, para las videollamadas.

¿“Boicot” y “activismo político”?

La Consejería señala que la decisión se ha adoptado “tras la ruptura unilateral por parte de los sindicatos de los acuerdos alcanzados en Mesa Sectorial”, y “hasta que se reconduzcan las negociaciones y la actual situación”.

Fue el viernes pasado cuando los cuatro sindicatos que habían firmado un preacuerdo para las urgencias extrahospitalarias con la Consejería –SATSE, CCOO, CSIT UNIÓN PROFESIONAL y UGT, teniendo en cuenta que AMYTS ya se había salidorompieron ese acuerdo ante el “caos” vivido los primeros días tras la reapertura y ante “el maltrato y la humillación que están sufriendo los y las profesionales”, denunciaron las organizaciones. 

Mientras tanto, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con Isabel Díaz Ayuso a la cabeza, culpa a los sanitarios y a las organizaciones sindicales, a quienes acusa de “boicot” a su nuevo plan de urgencias y de un “profundo activismo político”.

Con la noticia del nuevo formato ampliado de telemedicina, El HuffPost se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad para conocer el funcionamiento de este sistema, y cómo se organizará el personal en los recién estrenados PAC. Sus respuestas han sido escuetas y no del todo aclaratorias: “Los médicos de referencia [de los 34 centros con el nuevo sistema de videoconsulta] serán los de los PACs de cada área asistencial”. A la pregunta de cuándo echa a andar el nuevo modelo, responden: “Se implanta ya, desde esta semana”. Y ante la consulta de si los PACs de referencia se reforzarán entonces con personal médico para atender también las llamadas, dicen: los médicos “atienden en conjunto menos de un paciente a la hora. Cada uno de ellos, menos de un paciente a la hora”. Un argumento que choca con las vivencias relatadas por los propios sanitarios, que además denuncian que la Consejería no les ha comunicado este cambio.

La telemedicina “no puede ser un sustitutivo”

Los cinco sindicatos sanitarios, enterados del nuevo plan a través de los medios, lo rechazan al considerar que la telemedicina debe ser “un apoyo pero no un sustitutivo” del médico en casos urgentes. Amyts sostiene que la utilización de la videoconsulta en un punto de urgencias extrahospitalarias es “absolutamente inviable” ante personas con patologías cuya vida puede depender del tiempo y la rapidez de actuación.

“Estamos perdiendo el norte”, ha advertido la secretaria general del sindicato Amyts, Ángela Hernández, según recoge Europa Press. “Creemos que [la implantación de la videoconsulta] nos da la razón respecto a que era imposible abrir 78 centros con el personal de 41. Pero sólo estamos de acuerdo hasta ahí”, ha recalcado Hernández.

El otoño se prevé caliente. A la convocatoria de huelgas y paros se suma una manifestación por la sanidad que este domingo día 13 recorrerá las principales calles de la capital madrileña desde el mediodía.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Related...