Vuelo de repatriación a España parte de Costa Rica con 255 pasajeros

San José, 13 may. (EFE).- Un vuelo de repatriación a España partió este miércoles desde Costa Rica transportando en su mayoría a ciudadanos españoles, pero también de otras catorce nacionalidades europeas, quienes se habían quedado varados en el país centroamericano tras el cierre de fronteras a nivel mundial.

La embajadora de España en Costa Rica, María Cristina Pérez Gutiérrez, dijo a Efe que desde el último vuelo comercial que salió del país centroamericano el pasado 28 de marzo, la sede diplomática ha colaborado para que 2.161 españoles regresaran a su país.

El vuelo de este miércoles, operado por la aerolínea Iberia, es el único de repatriación directa a España que se va a realizar desde Costa Rica y el penúltimo que a nivel global que facilita el Gobierno español. El último será el sábado próximo desde Cuba, explicó la embajadora.

"Hemos hecho una serie de operativos para ayudar a ciudadanos que se habían quedado varados en Costa Rica. Hemos estado facilitando y ayudando a que los ciudadanos españoles retornaran a España", comentó Pérez.

Este vuelo de retorno, que busca ayudar a las personas que se quedaron varadas y estaban en condición de vulnerabilidad, es organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España y también cuenta con financiación del Mecanismo Europeo de Protección Civil.

Tras este vuelo, explicó la embajadora, comenzará una nueva fase centrada en la asistencia consular para los españoles que puedan estar varados en Costa Rica.

Pérez dijo que durante la pandemia han habido algunos españoles con el coronavirus en Costa Rica, pero que no se ha reportado ningún caso de gravedad.

La diplomática también agradeció a las autoridades de salud de Costa Rica por la atención y el seguimiento que han brindado a los españoles.

En Costa Rica están inscritos como residentes 10.500 españoles, de los cuales "la inmensa mayoría" permanece en este país, dijo la embajadora.

Cada año Costa Rica recibe la visita de unos 70.000 turistas españoles, según los datos oficiales.

La noche del martes llegó a Costa Rica procedente de España un vuelo de repatriación con 290 personas, en su mayoría costarricenses, que estaban varadas en un total de 18 países europeos.

Hasta este miércoles Costa Rica contabiliza 815 casos del COVID-19, de los cuales 527 ya se han recuperado y 7 han fallecido.

A partir del próximo sábado el país centroamericano comenzará a aplicar un plan de desescalada de las restricciones a diversas actividades económicas, el cual contempla cuatro etapas que se extenderán hasta el mes de agosto, con la advertencia de que ante un aumento elevado de casos las autoridades podrán echar marcha atrás.

El cierre de fronteras para el ingreso de extranjeros a Costa Rica está vigente al menos hasta el próximo 15 de junio, con la posibilidad de que el Gobierno pueda extender el plazo un mes más.

(c) Agencia EFE