El primer vuelo directo de Lesbos a Alemania parte con 116 refugiados

Agencia EFE
·2 min de lectura

Atenas, 17 feb (EFE).- El primer vuelo directo de Lesbos a Alemania partió este miércoles de la isla del Egeo destino Hannover con 116 personas reconocidas como refugiadas, incluidas 30 familias con menores originarias de Afganistán, Irán e Irak.

Según informó el Ministerio de Migración y Asilo griego, este es el primer vuelo directo desde una isla del Egeo a otro país de la Unión Europea (UE) en el marco del programa de reubicación de refugiados implantado por el Gobierno heleno, en cooperación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y financiación de la Comisión Europea (CE).

Este traslado de refugiados tiene su origen en el acuerdo entre el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y la canciller alemana, Angela Merkel, que se comprometió a recibir 1.553 personas tras el incendio del campo de Moria ocurrido el pasado septiembre.

Hasta ahora, 449 personas con el estatus de refugiado han sido trasladadas a Alemania.

"Hacer frente a la crisis de la inmigración corresponde a toda la UE. Nuestro país solo, y especialmente las cinco islas del Egeo, no puede hacerse cargo de un peso desproporcionado", remarcó el ministro de Migración heleno, Notis Mitarakis,

Mitarakis visitó este miércoles el campo de refugiados de Lesbos para comprobar su estado después de que el temporal de nieve y frío Medea haya golpeado toda Grecia, dejando tres fallecidos.

"Las condiciones meteorológicas extremas no han creado problemas particulares. El campamento funciona regularmente", aseguró el ministro en redes sociales tras la visita.

Algunos migrantes han compartido en redes sociales imágenes del campo inundado y sin suministro eléctrico y en los últimos días se han distribuido mantas y radiadores a las personas acogidas en el campo para hacer frente a la ola de frío, que dificulta las ya de por sí precarias condiciones de vida.

Hoy mismo, la ONG Human Rights Watch (HRW) acusó al Gobierno griego de minimizar la amenaza que supone la acumulación de plomo en este campo, y pidió que se realicen más pruebas y se tomen las medidas oportunas para evitar el envenenamiento de los refugiados.

Estas instalaciones acogen a casi 7.000 personas y se construyeron en respuesta a la crisis acaecida tras el incendio de Moria, sobre unos terrenos que habían sido usados en parte como campo de tiro hasta principios del año pasado.

Aunque las autoridades griegas han hecho varios análisis de la zona y han encontrado cierto peligro de contaminación por plomo por lo que se tomaron medidas, HRW afirma que estas pruebas son insuficientes y que se necesitan más análisis para demostrar los niveles reales de plomo, algo que han confirmado varios expertos en salud medioambiental a la ONG.EFE

aba/am/ig

(c) Agencia EFE