Vox se ve "superior moralmente" tras sus ataques a Irene Montero: "Esto no es para tibios"

La diputada de Vox Carla Toscano
La diputada de Vox Carla Toscano

La diputada de Vox Carla Toscano

Vox cierra filas, no pide disculpas a Irene Montero y se jacta del comentario machista que su diputada Carla Toscano profirió contra la ministra de Igualdad en el pleno de este miércoles.

Durante el debate de los Presupuestos del Ministerio de Igualdad, la dirigente subió a la tribuna de la Cámara Baja para tachar a la ministra de “libertadora de violadores” y para decirle que su ”único mérito” había sido “estudiar en profundidad a Pablo Iglesias”.

El vicepresidente primero de la Mesa del Congreso, Alfonso González de Celis, llamó al orden a la diputada y anunció que las palabras de Toscano serían retiradas del diario de sesiones. Pero Montero, muy emocionada y con lágrimas en los ojos, solicitó que sí se incorporara al diario de sesiones la “violencia política que se está ejerciendo en este momento en la sede de la soberanía popular” para que “no se borre” y después de ella “no venga ninguna”.

La actitud de Clara Toscano ha unido a la izquierda, que ha mostrado su defensa absoluta a Irene Montero y su repulsa a dicho comentario vejatorio. De hecho, Unidas Podemos trabaja en un escrito para intentar erradicar la violencia política en el Congreso y para que “episodios de descalificación e insultos” como los que se produjeron este miércoles por parte de Vox no se vuelven a repetir.

En Vox, sin embargo, se muestran satisfechos por la reacción sonora que ha generado este episodio en el Congreso. Rápidamente, la cuenta oficial de Vox en Twitter se puso a trabajar y adoptó el papel de víctima por la airada reacción de los diputados de izquierda tras el ataque de Toscano. “La izquierda no solo se conforma con escrachear a VOX en las calles. También en el Congreso. ¡Qué vergüenza que esto suceda y contando con el amparo y colaboración de la Mesa!”, escribieron.

El presidente de la formación, Santiago Abascal, acusó por su parte a la izquierda de tener “la piel muy fina” y rescató declaraciones de Pablo Iglesias de 2014 contra Ana Botella, mujer de José María Aznar, y el famoso “la azotaría hasta que sangrase” dedicado a Mariló Montero en un chat privado. ”¡Qué piel tan fina tienen los que van de la mano de filoterroristas, los que apedrean actos políticos, los que sueltan violadores, los que defienden la pederastia,  los que indultan a corruptos y golpistas, los padres de toda violencia! ¡Qué piel más fina y qué cara más dura!”, escribió Abascal en un tuit.

Y en el Congreso, el día después, la situación vivida en el hemiciclo ha vuelto a protagonizar parte de una decisiva jornada en la que se prevé que se aprueben los Presupuestos de 2023.

El diputado Onofre Miralles, que obtuvo su escaño tras la salida del Congreso de Macarena Olona, ha querido empezar su intervención dando ánimos a Toscano y subrayando la “superioridad moral” de su formación.

“Somos superiores moralmente. Somos superiores cualitativamente. Al zurderío se le combate de cara. Esto no es para tibios”, ha dicho. Unas palabras que han sido aplaudidas por la propia Toscano y por el resto de diputados de Vox presentes en ese momento en el Congreso.

Precisamente ha sido Macarena Olona quien no ha compartido ese aire triunfalista de Vox tras lo ocurrido. “Irene Montero está de celebración. Tendría que haber sido reprobada. Ha salido a hombros del Congreso. Como víctima”, ha señalado la Abogada del Estado en excedencia y fuera del partido desde el verano.

También te puede interesar...