Vox también quiere tocar el Código Penal y lanza un nuevo delito contra la integridad de España

Buxadé, en una imagen de archivo
Buxadé, en una imagen de archivo

Buxadé, en una imagen de archivo

En tiempos de cambios penales, Vox también quiere mostrar su iniciativa... a su manera, claro. El partido de ultraderecha pretende establecer un nuevo tipo penal para condenar a quienes promuevan o rompan la integridad de España o faciliten la independencia de un territorio. En su propuesta incluyen penas “agravadas” si forman parte del Consejo de Ministros y “muy agravadas” si se trata del presidente del Gobierno.

La idea de Vox es ir de forma total contra el presidente del Gobierno, ya que considera que Sánchez es “directamente cómplice del golpismo, trabaja para el golpismo y está tomando medidas legislativas para facilitar el golpe y, por supuesto, para producir una amnistía encubierta a Puigdemont, Comín y sus secuaces”, ha espetado el vicepresidente de Acción Política, Jorge Buxadé.

La formación de Abascal ha registrado este lunes en el Congreso una proposición de ley para reformar el Código Penal. La jugada, ha explicado Buxadé, no busca reinstaurar el delito de sedición, un tipo que, quedará derogada el próximo jueves, según él de forma “fraudulenta”, para dejar “impune el golpe de Estado” de 2017 en Cataluña.

Su proposición de ley pide así incluir en el artículo 484 bis del Código Penal sanciones para las autoridades y funcionarios que promuevan conductas o normas dirigidas a romper la unidad de la nación y su integridad territorial o a facilitar la independencia de una parte. Buxadé cree “llamativo” que 44 años después de la entrada en vigor de la Constitución, el Código Penal “no sancione esos delitos porque sus sucesivas reformas lo han eliminado”.

Además de proponer penas agravadas para los ministros, Vox plantea condenas “muy agravadas” para el presidente del Gobierno y quienes comentan esos delitos de “ultrajes a España” en colaboración con gobiernos u organismos internacionales, así como la pérdida de la nacional cuando sea de origen.

Para el dirigente de Vox, “España está hoy mucho peor que en 2017”, de ahí la manifestación del sábado en Barcelona, que considera un éxito, y la del próximo domingo en Madrid y en el resto de capitales de provincia que las van a convocar “seamos cinco o cinco mil”. Ha respondido de este modo a quienes dicen que “pincharon” en Barcelona y ha recalcado que “pinchazo el de los que no salieron” a la calle, porque “aunque hubiéramos sido cinco, había que salir a defender la unidad”.

Según la Guardia Urbana de Barcelona, unas 300 personas secundaron la protesta del sábado en contra de la derogación del delito de sedición, mientras que Vox y su sindicato Solidaridad cifraron la asistencia en más de 5.000 personas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR