Zara Baldallo, la vecina de Huelva que ha colgado la bandera LGTBI sobre la sede de Vox: "Tenemos que convivir en paz"

Alfredo Pascual
·4 min de lectura
Zara Baldallo, desde su balcón sosteniendo la bandera LGTBI. (Photo: Zara Baldallo)
Zara Baldallo, desde su balcón sosteniendo la bandera LGTBI. (Photo: Zara Baldallo)

En un balcón de la céntrica calle Rábida de Huelva, a escasas manzanas del Ayuntamiento de la ciudad, luce desde el pasado lunes una bandera LGTBI. Sería una más de las muchas que adornan los balcones de toda España en plena semana del Orgullo de no ser por los vecinos del local de abajo: la formación ultraderechista Vox.

Ese contraste ideológico ha motivado que la foto haya logrado una gigantesca difusión en redes sociales desde que un usuario la compartiera. La imagen incluso la han llegado a colgar en su perfil la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, o el presentador de laSexta Noche, Iñaki López.

Detrás de esa bandera se encuentra Zara Baldallo, una onubense de 44 años, psicóloga y que trabaja como técnica de intervención psicosocial con personas solicitantes de asilo en una entidad del tercer sector (ONG).

“No era para nada mi intención montar este gran revuelo. La idea era poner una bandera aprovechando que tengo una situación estratégica y crear ese contraste. En mi ánimo no estaba crear confrontación, sino reflejar la convivencia que tenemos que tener. Para mí, la bandera LGTBI no es ningún signo político, es como si colgara una de la Paz, es un derecho fundamental, el poder amar al que tú quieras”, asegura Baldallo, tras una intensa mañana de mensajes, notificaciones y llamadas que han complicado sus labores.

Zara Baldallo, con la bandera LGTBI en su balcón. (Photo: Zara Baldallo)
Zara Baldallo, con la bandera LGTBI en su balcón. (Photo: Zara Baldallo)

Para esta onubense, casada con un estadounidense y que trabaja con personas de varias nacionalidades y culturas, la “diversidad es una fuente de riqueza”. “Lo mismo pienso con la diversidad ideológica, que pese a tener mis ideas política y ser militante de Podemos, respeto cualquier ideología”, asegura.

Baldallo quiere que esa foto sirva para hacer una reflexión: “De una u otra forma todos tenemos que convivir en paz. Tú tienes una ideología muy dispar a la mía, pero te ha tocado una vecina así y nos toca convivir. Otra cosa es que hubiera puesto que se fueran con un insulto o algo parecido, pero eso no lo voy a hacer porque no es mi estilo y no me parece bien”.

Hasta el momento, reconoce que no ha tenido ningún problema con ningún integrante de la formación en los meses que llevan compartiendo edificio. De hecho, destaca que alguna vez se le ha caído ropa tendida al patio de Vox y tanto ella como sus hijos han bajado a recogerla con total normalidad. “Además, conozco al candidato de Huelva, he coincidido con él en alguna boda. Él sabe quien soy yo, no sé si sabe que soy la vecina de arriba, pero siempre hemos tenido un buen trato”, añade.

Esta andaluza, cuyo afán por la política viene de como mínimo sus abuelos, afirma con mucha serenidad que no tiene miedo a que alguien le diga algo: “No tengo miedo. Pese a su ideología contraria a la mía, creo que no van a llegar a ese punto, pero no hay que tener miedo, he nacido en democracia, vivo en democracia y creo en sus valores. Si me hacen algo, pues tomaré las medidas oportunas, pero hasta ahora no me he sentido amenazada”.

Su bandera no es la única que se ve en esa calle. Describe que en su calle hay más banderas LGTBI e incluso una del Orgullo Trans: “Nuestra calle es muy diversa de pensamiento. Es un barrio muy variopinto en el que se juntan conservadores, gente de izquierdas y personas extranjeras”.

Tampoco es la primera vez cuelga una bandera encima de la sede de Vox en Huelva. En las últimas elecciones, las del pasado mes de noviembre, colgó una bandera feminista: “También tiene un valor. Quedó muy llamativo, la puse en mi muro de Facebook y tuvo su eco, pero nada comparable con esto”.

Lo que busca por encima de todo es que siga reinando la paz y la tranquilidad.

Zara Baldallo, en las pasadas elecciones del 10N. (Photo: Zara Baldallo)
Zara Baldallo, en las pasadas elecciones del 10N. (Photo: Zara Baldallo)

'The New York Times' (05-12-2018)

<a href="https://www.nytimes.com/es/2018/12/05/espanol/opinion/vox-espana.html" target="_blank" rel="noopener noreferrer">En un artículo escrito por Martín Caparrós</a> en 2018, The New York Times definía a la formación ultraderechista como una "bestia" durmiente que ligaba a un "nacionalismo belicoso" que había estado cuatro décadas dormitando. Y hablaba así tanto del partido como de su líder, Santiago Abascal: "Hasta que, este domingo, en las elecciones autonómicas andaluzas, un partido pequeño, nuevo, extremo consiguió el 11 por ciento de los votos. Se llama Vox; lo inventó hace cinco años Santiago Abascal, cincuentón vasco, sociólogo formado por jesuitas, exmilitante del Partido Popular, deportista de riesgo, hombre de a caballo y Smith & Wesson en el cinto. La bestia ya no duerme".
En un artículo escrito por Martín Caparrós en 2018, The New York Times definía a la formación ultraderechista como una "bestia" durmiente que ligaba a un "nacionalismo belicoso" que había estado cuatro décadas dormitando. Y hablaba así tanto del partido como de su líder, Santiago Abascal: "Hasta que, este domingo, en las elecciones autonómicas andaluzas, un partido pequeño, nuevo, extremo consiguió el 11 por ciento de los votos. Se llama Vox; lo inventó hace cinco años Santiago Abascal, cincuentón vasco, sociólogo formado por jesuitas, exmilitante del Partido Popular, deportista de riesgo, hombre de a caballo y Smith & Wesson en el cinto. La bestia ya no duerme".

The Guardian (05-05-2020)

El pasado 5 de mayo, <a href="https://www.theguardian.com/world/2020/may/05/spain-path-out-of-covid-lockdown-complicated-by-polarised-politics" target="_blank" rel="noopener noreferrer">el rotativo británico 'The Guardian'</a> criticó a los partidos de la oposición por usar como "un garrote" la crisis del coronavirus contra el Gobierno. Y citaba al partido de ultraderecha, del que decía lo siguiente: "Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Vox, también se niega a apoyar una extensión y ha comparado a Sánchez con un cirujano que mata a personas sanas en su mesa de operaciones".
El pasado 5 de mayo, el rotativo británico 'The Guardian' criticó a los partidos de la oposición por usar como "un garrote" la crisis del coronavirus contra el Gobierno. Y citaba al partido de ultraderecha, del que decía lo siguiente: "Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Vox, también se niega a apoyar una extensión y ha comparado a Sánchez con un cirujano que mata a personas sanas en su mesa de operaciones".

'The New York Times' (09-01-2019)

El 9 de enero de 2019, <a href="https://www.nytimes.com/2019/01/08/world/europe/spain-vox-party.html" target="_blank" rel="noopener noreferrer">el diario estadounidense The New York Times</a> no dudaba en calificar a Vox como de "extrema derecha", "nacionalista" y "anti-inmigrante". Y escribía lo siguiente sobre el partido de Abascal: "Vox es solo una corriente relativamente pequeña de una marea creciente de nacionalismo en Europa, desde Suecia, Francia y Hungría hasta Austria y Alemania, donde la alternativa de extrema derecha llegó al Parlamento en 2017 (...) predica valores conservadores incrustados en la monarquía de España y el catolicismo, incluida la eliminación del derecho al aborto. Defiende las corridas de toros y otras tradiciones españolas, y pide a España que recupere el control sobre Gibraltar, el territorio en el extremo sur del país que ha sido británico desde 1713".
El 9 de enero de 2019, el diario estadounidense The New York Times no dudaba en calificar a Vox como de "extrema derecha", "nacionalista" y "anti-inmigrante". Y escribía lo siguiente sobre el partido de Abascal: "Vox es solo una corriente relativamente pequeña de una marea creciente de nacionalismo en Europa, desde Suecia, Francia y Hungría hasta Austria y Alemania, donde la alternativa de extrema derecha llegó al Parlamento en 2017 (...) predica valores conservadores incrustados en la monarquía de España y el catolicismo, incluida la eliminación del derecho al aborto. Defiende las corridas de toros y otras tradiciones españolas, y pide a España que recupere el control sobre Gibraltar, el territorio en el extremo sur del país que ha sido británico desde 1713".

Político (23-01-2019)

El <a href="https://www.politico.eu/article/vox-feminism-spain-far-right-gender-gap/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">rotativo Político</a> cargó contra la formación de ultraderecha por poner el foco de su crítica política en las mujeres y, más concretamente, en el feminismo. En el artículo Político afirma que su líder, Santiago Abascal, "está emprendiendo una campaña contra lo que él considera la criminalización de los hombres" que fundamenta en que, según afirma, el 87% de las acusaciones de mujeres contra hombres son falsas. "Los expertos judiciales han desmentido esas afirmaciones", asegura el texto. "La cruzada de Vox contra la corrección política parece haber alentado a otros a hablar en términos similares. Figuras públicas, comentaristas de medios y miembros de alto rango de la Iglesia Católica se han unido. El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha dicho que el feminismo radical está "inflado con el supremacismo, el resentimiento y la ideología de género, con orígenes inequívocamente marxistas", dice el artículo.
El rotativo Político cargó contra la formación de ultraderecha por poner el foco de su crítica política en las mujeres y, más concretamente, en el feminismo. En el artículo Político afirma que su líder, Santiago Abascal, "está emprendiendo una campaña contra lo que él considera la criminalización de los hombres" que fundamenta en que, según afirma, el 87% de las acusaciones de mujeres contra hombres son falsas. "Los expertos judiciales han desmentido esas afirmaciones", asegura el texto. "La cruzada de Vox contra la corrección política parece haber alentado a otros a hablar en términos similares. Figuras públicas, comentaristas de medios y miembros de alto rango de la Iglesia Católica se han unido. El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha dicho que el feminismo radical está "inflado con el supremacismo, el resentimiento y la ideología de género, con orígenes inequívocamente marxistas", dice el artículo.

'The New York Times' (16-04-2020)

El pasado 16 de abril, <a href="https://www.nytimes.com/2020/04/16/world/europe/coronoavirus-spain-death-toll.html" target="_blank" rel="noopener noreferrer">The New York Times publicó un artículo</a> en el que analizaba el papel de la oposición y señalaba el montaje que hizo la extrema derecha de Vox de la Gran Vía llena de ataúdes. "En una sociedad políticamente fragmentada, la confusión ha llevado a recriminaciones y reclamos siniestros, con políticos de la oposición acusando al frágil gobierno de coalición de encubrir los números reales".
El pasado 16 de abril, The New York Times publicó un artículo en el que analizaba el papel de la oposición y señalaba el montaje que hizo la extrema derecha de Vox de la Gran Vía llena de ataúdes. "En una sociedad políticamente fragmentada, la confusión ha llevado a recriminaciones y reclamos siniestros, con políticos de la oposición acusando al frágil gobierno de coalición de encubrir los números reales".

'Le Monde' (04-12-2018)

En un editorial tras las elecciones andaluzas de 2018, <a href="https://www.lemonde.fr/idees/article/2018/12/04/extreme-droite-la-fin-de-l-exception-espagnole_5392484_3232.html" target="_blank" rel="noopener noreferrer">el diario francés Le Monde advertía</a> del peligro del partido de ultraderecha Vox. Lo hacía dirigiéndose a PP y Ciudadanos, que se aliaron con esta formación para acceder al gobierno de Andalucía. Le Monde reconocía que durante mucho tiempo el PP había logrado reunir un amplio espectro de la derecha, desde el centro hasta los nostálgicos del franquismo, evitando que hasta ahora surgiera un discurso público xenófobo en España. "Desviarse de esta línea es peligroso", advertía. "Pero las recientes posturas del joven presidente del PP, Pablo Casado, mezclando inmigración y delincuencia, parecen ser testigos de un punto de inflexión que, lejos de debilitar a Vox, corre el riesgo de justificar y normalizar su discurso".
En un editorial tras las elecciones andaluzas de 2018, el diario francés Le Monde advertía del peligro del partido de ultraderecha Vox. Lo hacía dirigiéndose a PP y Ciudadanos, que se aliaron con esta formación para acceder al gobierno de Andalucía. Le Monde reconocía que durante mucho tiempo el PP había logrado reunir un amplio espectro de la derecha, desde el centro hasta los nostálgicos del franquismo, evitando que hasta ahora surgiera un discurso público xenófobo en España. "Desviarse de esta línea es peligroso", advertía. "Pero las recientes posturas del joven presidente del PP, Pablo Casado, mezclando inmigración y delincuencia, parecen ser testigos de un punto de inflexión que, lejos de debilitar a Vox, corre el riesgo de justificar y normalizar su discurso".

The New York Times (29-05-2020)

Probablemente <a href="https://www.nytimes.com/es/2020/05/29/espanol/opinion/espana-vox-coronavirus.html" target="_blank" rel="noopener noreferrer">el artículo más duro</a> contra la ultraderecha, el escrito por el escritor y periodista Diego Fonseca en el que califica a Vox como "la peor derecha" y habla de su "discurso alucinado".
Probablemente el artículo más duro contra la ultraderecha, el escrito por el escritor y periodista Diego Fonseca en el que califica a Vox como "la peor derecha" y habla de su "discurso alucinado".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Diccionario con orgullo: más allá de las siglas LGTBIQ+

El vecino que vive sobre la sede de Vox en Huelva triunfa con lo que ha colgado de su balcón

Ayuso al colectivo LGTBI: "No se puede vivir permanentemente en un estigma"

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.