Vox entra al juego en las votaciones de Presupuestos y descoloca al Gobierno

·4 min de lectura

Madrid, 21 nov (EFE).- Si la ajustada aritmética parlamentaria ya le complica al Gobierno sacar adelante algunas leyes, la entrada activa de Vox en algunas votaciones de los Presupuestos de 2022 y la falta de un apoyo asegurado de ERC a las cuentas públicas descoloca aún más al Ejecutivo en la tramitación de la ley más importante de la legislatura.

La polémica enmienda de JxCAT para crear un fondo covid de 9.362 millones de euros que ha conseguido colarse en el dictamen de Presupuestos durante su trámite en la Comisión, ha dejado entrever que las cuentas públicas no están tan atadas como podría suponer el Ejecutivo y que no solo Vox las pone en riesgo, sino también algunos socios de investidura como ERC o EH Bildu.

Después de que Vox -en contra de lo que hizo el año pasado- haya decidido participar en las votaciones presupuestarias que sean decisivas y de que ERC no haya sellado su apoyo a todas las propuestas del Gobierno, el dictamen de Presupuestos y más de 4.000 enmiendas que han quedado vivas en la Comisión, llegan la próxima semana al Pleno del Congreso bajo la incertidumbre de una votación que previsiblemente será telemática, dada su larga duración.

Los republicanos ya avisaron de que no vetarían las cuentas y permitirían su trámite en las Cortes a cambio de pactar la cuota de las tres lenguas cooficiales que contemplará la nueva Ley Audiovisual, pero ello no suponía cerrar filas con el Gobierno en todas las votaciones.

De hecho el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, dejó claro desde el primer momento que su apoyo habría que "sudarlo" y hábilmente ha querido negociar la Ley Audiovisual en paralelo con el trámite de Presupuestos.

"Porque si no se nos escapan", ha llegado a decir en rueda de prensa hace escasos días.

Fuentes de ERC señalan a EFE que en ningún momento han pactado la coincidencia de voto con los socialistas y que irían pronunciándose en cada enmienda según su conveniencia y sobre todo "favoreciendo los intereses de los catalanes".

Caso distinto ha sido el del PNV, que se alineó con el PSOE y con Unidas Podemos en la votación contra la enmienda de JxCAT y evidenció así que son el "socio preferente" del Gobierno.

Aún con todo, los nacionalistas vascos avisan de que quedan reivindicaciones pendientes como las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) y el soterramiento en Bilbao y Vitoria, y confían en que estas iniciativas se introduzcan o bien esta semana en el Pleno o en el trámite del Senado.

La enmienda de Jxcat votada a favor por PP, Vox, Cs, EH Bildu, ERC y Grupo Mixto y Plural ya está metida en el dictamen de Presupuestos y aunque los letrados admiten que es errónea porque no coincide el importe del alta con el de la baja también puede ser subsanada por JxCAT o retirada con un voto particular.

En el primer caso JxCAT debería aludir 'incorrección técnica' -según apuntan los letrados- y pedir que la partida de 9.362 millones de euros se aminore hasta los 7.005 millones que refleja el importe que habría que dar de baja.

La polémica volverá sin duda al Pleno del Congreso de esta semana, donde la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defenderá el presupuesto de su ministerio y previsiblemente insistirá en que la partida no se puede ejecutar.

Pero tras el debate vendrán las votaciones a las que habrá que hacer frente con total concentración para evitar errores. El Gobierno debe garantizarse que no decae una sección ya que ello provocaría el rechazo a todo el presupuesto.

De momento, dentro del grupo socialista no hay temor ni nerviosismo según han señalado diversas fuentes la semana pasada.

Además es previsible que las reclamaciones de ERC y de otros partidos como el PDeCAT (que suman 4 diputados) o del BNG se incluyan al proyecto de Presupuestos durante su debate en este Pleno.

Así lo han confirmado a EFE fuentes del PSOE y de los partidos aludidos, toda vez que los republicanos no han metido ninguna enmienda propia durante la tramitación en Comisión.

De momento según el calendario de los Presupuestos del Senado, las cuentas públicas podrían estar aprobadas definitivamente antes de Nochebuena, el 23 de diciembre, siempre y cuando no haya sobresaltos esta semana ni cambio alguno en la Cámara Alta que obligue a que las cuentas vuelvan al Congreso.

Ruth del Moral

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente