De cómo VOX llama al boicot en un desafío donde hay en juego vidas de muchos españoles

MADRID (Photo by Denis Doyle/Getty Images)

Españoles, con móviles de última generación llenos de aplicaciones espías, desgañitándose alarmados porque el gobierno anuncia que podrá utilizar la geolocalización de los teléfonos para luchar contra el coronavirus.

Españoles, que documentan cada segundo de su vida para exhibirlo sin pudor en redes sociales, ladrando ahora contra la posibilidad de que les avisen si han mantenido contacto con una persona infectada para que así puedan tomar precauciones para ellos y sus familias.

Españoles, que regalan su agenda de contactos, sus fotografías, su ubicación y sus mensajes a todas las aplicaciones que se instalan, montando un boicot contra la única de esas aplicaciones que podría salvarles la vida.

Porque, claro, es mejor regalarle alegremente nuestra intimidad a Mark Zuckerberg, Sergey Brin o Larry Page, que darle una pequeña parte al futuro de España y a las vidas de muchos españoles.

Porque, claro, los Zuckebergs y compañía no votan al PSOE.

Ni a Podemos.

Ahí tienen a la diputada de VOX en el Congreso, Macarena Olona, animando a los españoles a boicotear al gobierno en el uso del big data para luchar contra el Covid-19 .

Malditos socialistas. Malditos podemitas.

Pero, claro, espera, que no se han dado cuenta que entonces les toca también llamar al boicot a muchos otros gobiernos del mundo.

Seoul, South Korea, March 1, 2020. REUTERS/Kim Hong-Ji


* .COREA DEL SUR: el país que más éxito ha tenido deteniendo el avance del Covid, Corea del Sur, lo ha logrado no sólo gracias a la enorme cantidad de tests de diagnóstico ejecutados, sino a la inteligencia artificial y el big data. Sorpresa: ha geolocalizado a todos sus ciudadanos. Si alguna de las personas con las que habían estado en contacto -por ejemplo, en un autobús o en la cola del supermercado- daba positivo, se les podía avisar de manera inmediata y efectiva. Para cortar el avance del virus hay que saber exactamente por dónde circula. Exactamente.

Con esta aplicación, Singapur ha logrado tener sólo 3 fallecidos por COVID. (Photo by Catherine LAI / AFP)

* SINGAPUR. 5,7 millones de habitantes tiene Singapur, un poco menos que Madrid. Sólo 3 fallecidos. Y sí, adivináis, otra vez gracias, en parte, a una aplicación de móvil que ha logrado cortar la cadena de contagios. ¿Cómo? TraceTogether utiliza el bluethooth para contactar con los móviles cercanos al nuestro. Si das positivo, puedes cederle al gobierno esos datos para que avise a las personas con las que te has cruzado, y así alertarlas para que se puedan hacer un test.

* CHINA: ¿Eres rojo, amarillo, o verde? En los tiempos más duros de la pandemia sólo podían desplazarse -dentro de los límites- las personas con código verde en la aplicación móvil creada por el gobierno. Sin embargo, si habías viajado en un avión en una fila cercana a una persona que días después había dado positivo, tu semáforo cambiaba a amarillo o rojo, restringiendo tu movilidad.

* ISRAEL: El ministerio de salud israelí ha puesto en marcha una aplicación que avisa al usuario si está cerca de una persona contagiada por coronavirus. La app recopila nuestra geolocalización y nos avisa si vamos a alguna zona en la que se haya detectado algún caso.

* ALEMANIA: está terminando de coordinar un proyecto de app y big data para mapear el avance del coronavirus en el país y localizar los movimientos y contactos de los afectados.

* FRANCIA está terminando de estudiar cómo poner en marcha la monitorización de sus ciudadanos de la manera menos invasiva posible.

En Europa, el centro ahora mismo de la pandemia, Telefónica y otros siete operadores de telecomunicaciones del continente anunciaron este pasado jueves que van a proporcionar  datos de localización de sus clientes de teléfonos móviles a la Comisión Europea para facilitar el seguimiento de la expansión del coronavirus. Es una manera tremendamente eficaz de ver en tiempo real cómo se propaga el virus y poder intervenir en la expansión.

Y en Estados Unidos, donde acaba de estallar la crisis, Facebook, Uber, la Universidad de Harvard y el MIT han creado la app Safepaths, que comparte la geolocalización constante del usuario -preservando su intimidad, aseguran- y los contactos que ha tenido.

El mundo entero que está intentando luchar con todas sus herramientas contra este virus, incluida la geolocalización de los habitantes, una medida que se ha demostrado tremendamente eficaz en los países en los que se ha aplicado. Y, cuanto antes, mejor.

Aquí en España llegamos tarde. Pero ojalá sirva para algo.

Más historias sobre el coronavirus