Vox avisa de que "se empeñe quien se empeñe" ya no se sentarán en el "gallinero"

El vicepresidente cuarto del Congreso, Ignacio Gil Lázaro, a su llegada este miércoles a la primera reunión de la Mesa de la Cámara Baja. EFE/ Fernando Alvarado

Madrid, 4 dic (EFE).- El diputado de Vox por Valencia Ignacio Gil Lázaro ha advertido este miércoles que "se empeñe quien se empeñe, nosotros ya no vamos al 'gallinero'" ya que, afirma, como tercera fuerza política del Congreso de los Diputados les corresponde ocupar unos escaños mejor situados.

Gil Lázaro ha lanzado esta advertencia sobre el "gallinero" -las últimas filas, las más lejanas de la tribuna de oradores- en declaraciones a los periodistas antes de entrar en la primera reunión de la Mesa del Congreso, en la que ocupa la vicepresidencia cuarta, como único representante de Vox.

"Como tercera fuerza nos corresponde ocupar el lugar que nos corresponde, la fase de gallineros se ha acabado para siempre", ha subrayado tras recordar una y otra vez que su partido ha obtenido 3,7 millones de votos y 52 diputados.

"Somos la tercera fuerza política de este Parlamento, así que probablemente nos corresponde ocupar la posición que antes ocupaba otro grupo parlamentario", ha apuntado sobre las negociaciones para la asignación de escaños.

En cuanto a lo ocurrido este martes en las votaciones para lograr la formación de la Mesa del Congreso, Gil Robles ha considerado que "solamente el PP es responsable" de que su partido quedara fuera en las votaciones para designar a los cuatro secretarios.

"Prefirió apoyar a Cs en una operación matemáticamente imposible en vez de apoyar al candidato de Vox", ha señalado Gil Lázaro, quien ha considerado que "tanto el PP como el conjunto de la izquierda conviene que empiecen ya a enterarse que somos la tercera fuerza política de España, que ha venido a quedarse" y representa a 3,7 millones de españoles.

Vox no va a "consentir que ni el conjunto de la izquierda, ni el PP, ni Ciudadanos, trate de aislar, de menospreciar o despreciar a esos 3,7 millones de personas", ha asegurado antes de advertir a los populares "que tomen y que tomamos buena nota".