Vox se alinea con Polonia y rechaza la primacía de la justicia europea

·3 min de lectura
El presidente de Vox, Santiago Abascal, en la presentación de su
El presidente de Vox, Santiago Abascal, en la presentación de su

Vox da todo su apoyo al fallo del Tribunal Constitucional de Polonia que ha sentenciado que algunas regulaciones de la Unión Europea son incompatibles con la Constitución del país. Lo ha mostrado en un mitin en Madrid ante unas 20.000 personas, en el que su líder, Santiago Abascal, ha presentado las claves de la bautizada como Agenda España contra el “globalismo” de la Agenda 2030, y también sus alianzas con los conservadores europeos y en Iberoamérica.

Junto al líder de ultraderecha han estado, vía mensajes online, mandatarios de extrema derecha como Viktor Orban, presidente de Hungría, o Jaroslaw Kaczynski, al frente del partido ultraconservador polaco Ley y Justicia, que acaba de poner en jaque la unidad comunitaria. A ellos se sumaron líderes en Argentina, Bolivia, Estados Unidos o Perú, como Keiko Fujimori.

Todos, en el marco de la denominada Carta de Madrid, una declaración para combatir a la extrema izquierda en Iberoamérica y responder a los postulados y la influencia del Foro de Sao Paulo y la Carta de Puebla, impulsadas por figuras como Fidel Castro, Lula da Silva o Evo Morales.

Kaczynski no aludió directamente a su enfrentamiento con Bruselas, pero rechazó la “utopía” europea y abogó por una Unión basada en la cooperación entre estados soberanos. Un mensaje antieuropeísta que coincide con el de Vox, con un Abascal proponiendo “recuperar la soberanía judicial” y “proclamar la primacía del derecho nacional sobre el europeo en cuestiones que afecten al bien común de España y los intereses generales del Estado”.

Ni cambio de sexo, ni aborto ni eutanasia

Vox también ha propuesto este domingo lo de siempre: suprimir de la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas “ajenas a la salud”, como el cambio de sexo, el aborto o la eutanasia, así como derogar normas que “alienten el enfrentamiento y la división” entre los españoles, como las leyes de “memoria democrática” o “memoria histórica”.

Dentro de su “alternativa patriótica de Gobierno”, recoge todo un repertorio de medidas, entre ellas apuesta por la devolución inmediata al Estado de las competencias autonómicas en Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia, como paso previo a la creación de un “estado unitario”, que promueva la igualdad y la solidaridad entre españoles.

En el apartado de seguridad y defensa, propone el despliegue de militares en las fronteras de Ceuta, Melilla y Canarias para garantizar la protección de esos territorios, entre otras medidas.

Y en el de inmigración, el cierre de los centros de menores extranjeros no acompañados por entender que crean “inseguridad en las calles”, y de las mezquitas fundamentalistas, además de prohibir su financiación por parte de Estados u organizaciones extranjeras.

Suprimir las policías autonómicas y la incorporación de sus miembros a los cuerpos nacionales, y derogar la Ley Integral de Violencia de Género son otras de las medidas por las que apuesta esta formación política.

En el ámbito sanitario, propone la aprobación de una ley de cuidados paliativos que asegure la asistencia sanitaria digna y el acompañamiento familiar, médico y espiritual de los enfermos, y la prohibición de los vientres de alquiler.

En materia económica, defiende la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y Plusvalías municipales en todo el territorio nacional y la bajada “radical” del IVA en los productos de primera necesidad y esenciales.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente