Von der Leyen pide un tope de precio para el gas de gasoductos rusos

·2 min de lectura
Von der Leyen pide un tope de precio para el gas de gasoductos rusos

Se multiplican las demandas para imponer un tope de precios a las importaciones de energía procedentes de Rusia. Mientras el G7 pedía "una gran coalición" de países que se compromentan a poner un tope a los precios del petróleo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado que "Europa necesita imponer un tope de precios al gas de gasoductos rusos" para detener lo que califica como intentos de Moscú para manipular el mercado energético.

"Putin prefiere quemar el gas en lugar de entregarlo según contrato a Europa u otras regiones. Creo firmemente que ha llegado el momento de poner un tope a los precios del gas de los gasoductos rusos hacia Europa", ha defendido la alemana tras un encuentro con los consevadores alemanes en la ciudad de Murnau.

Ursula von der leyen también ha pedido que se acabe con los beneficios caídos del cielo que reciben las empresas energéticas como medida para controlar los precios. La idea es introducir un precio máximo para las productoras de energía renovables o nucleares pero no a las de gas.

Estas fuentes de energía son más baratas, pero las empresas reciben beneficios adicionales por el hecho de que el alto precio del gas fija el precio final en el mercado. La idea es obligar a las empresas energéticas a compartir esos beneficios con los gobiernos que utilizarían el dinero para aligerar la carga económica para las familias y empresas, explica el experto en energía del centro de pensamiento Bruegel, Simone Tagliapietra. "Ahora la electricidad tiene un precio único en el sistema que se fija por la unidad marginal, la más cara, que ahora es por supuesto el gas. Vamos a intentar que las que son más baratas no se beneficien de este beneficio inesperado que obtienen actualmente. Y este dinero lo coja el Estado y lo devuelva a las familias y a las empresas", ha detallado el experto.

La segunda idea es reducir de forma coordinada la demanda de electricidad, especialmente en horas punta.Y para que funcione, los Estados miembros deben establecer objetivos nacionales de ahorro. Estas propuestas forman parte de la "intervención de emergencia" que los ministros de Energía de la UE debatirán en un consejo extraordinario previsto para el próximo viernes.