Voltaire y su infalible método para ganar la lotería

Un lotero vendiendo décimos de la Lotería de Navidad.
Un lotero vendiendo décimos de la Lotería de Navidad.

Se acercan las navidades y llega una de las fechas más esperadas del año: el 22 de diciembre, el día del sorteo de la Lotería de Navidad. Es un día de emociones, de sentimientos a flor de piel en el que las familias de toda España sueñan con tener el Gordo entre sus números.

Más allá de este sorteo, cada semana se celebran multitud de sorteos de lotería en el que una pregunta se repite con frecuencia: ¿hay algún truco para conseguir tener más opciones de tener el boleto premiado?.

Hace 300 años, François-Marie Arouet, conocido como Voltaire, desarrolló una estrategia (que no se puede apliar hoy en día) junto al matemático Charles Marie de la Condamine, autor de Edipo, que le hizo ganar grandes cantidades de dinero.

El escritor, historiador y filósofo francés, considerado como uno de los máximos representantes de la Ilustración, se dio cuenta de un error cometido por el Gobierno francés para sacar provecho. En medio de la crisis sufrida durante los años 20 del siglo XVIII, el Ejecutivo redujo las tasas de interés de los bonos, disminuyendo así su valor.

Como medida para paliar la crisis, el ministro de Finanzas, Michel Robert Le Pelletier-Desforts, decidió que los dueños de estos bonos podrían comprar un billete de lotería con un coste calculado en función de su valor. En caso de tener el billete afortunado, esa persona ganaría el valor original del bono y un extra de 500.000 libras francesas.

De la Condamine extrajo una conclusión de este sistema: había que hacerse con el mayor número de boletos posibles, ya que cada uno tenía un precio de 1/1000 el valor del bono y todos tenían las mismas posibilidades de ser premiados.

Entonces, tanto él como Voltaire comenzaron a asociarse con otros inversores para poder adquirir el mayor número posibles de bonos baratos. El problema fue que para comprar cada uno necsitaban pasar por notario y en París no había tantos como para que no fuera sospechoso.

Al escritor se le ocurrió, como solución, llegar un acuerdo con uno de estos notarios para que les ayudaran.

Así, prácticamente cada mes uno de los boletos que tenían salían premiados. Nadie se daba cuenta, mientras ellos iban aumentando cada vez más sus fortunas.

Hasta que Voltaire cometió un error.

Comenzó a firmar la parte trasera de los boletos con frases en las que destacaba la figura De la Condamine o elogiaba la estrategia del ministro de Finanzas. Al final, las autoridades se dieron cuenta de que muchos de los boletos premiados tenían estas frases, así que acabaron descubrienedo la trama y llevando a los implicados a juicio.

Para desgracia de Le Pelletier-Desforts, el juez sentenció que no estaban haciendo nada ilegal y dio la razón a Voltaire y a sus compañeros. El ministro fue cesado del Gobierno y se termino con la lotería.

VÍDEO: EEUU | Premio récord de 2,040 millones de dólares para un solo ganador de Powerball