Volkswagen quiere abrir 6 plantas de baterías para coches eléctricos para 2030

·2 min de lectura
Una batería de ion-litio para el coche eléctrico Volkswagen ID.3, en una fábrica del grupo automovilístico en Zwickau, al este de Alemania, el 25 de febrero de 2020

El gigante automovilístico Volkswagen quiere empezar a fabricar baterías en seis plantas europeas de aquí a 2030 y multiplicar así su capacidad ante el previsible aumento de ventas de coches eléctricos, según un comunicado.

"Solo o con socios", Volkswagen planea "operar hasta seis gigafactorías", dijo el jefe Herbert Diess, utilizando el término introducido por el fundador de Tesla, Elon Musk, citado regularmente por el grupo alemán como un competidor a emular.

La electricidad "es la única solución para reducir rápidamente las emisiones de la movilidad", dijo Diess en la introducción de la conferencia llamada "Power Day", otra referencia al jefe de Tesla y a su "Battery Day" anual.

Ante el endurecimiento de la legislación europea sobre emisiones de CO2, la proporción de coches totalmente eléctricos en las ventas de Volkswagen "se duplicará hasta casi el 60%" en menos de diez años.

Por eso "las capacidades de las baterías deben crecer en paralelo", dijo Diess.

De las seis plantas, que tendrán una capacidad total de 240 gigavatios (GW), una estará situada en Salzgitter (Alemania), un importante centro de Volkswagen.

La segunda se está construyendo en Suecia en colaboración con el especialista en baterías Northvolt, en la que Volkswagen aumentará su participación.

El fabricante sueco dijo este lunes en otro comunicado que había recibido pedidos por un total de 14.000 millones de dólares (11.700 millones de euros).

"Para las otras fábricas, se está evaluando la ubicación y los posibles socios", dijo el grupo alemán en su comunicado.

Después de la fábrica en Suecia, que se abrirá en 2023, y el centro Salzgitter en 2025, "queremos abrir la tercera en España, Portugal o Francia", anunció Thomas Schmall, director técnico del grupo.

Volkswagen, que está invirtiendo más de 30.000 millones de euros (36.000 millones de dólares) en su cambio hacia los vehículos eléctricos, también planea reducir los precios de las baterías "hasta en un 50%" gracias a un único modelo para el 80% de sus coches y a vastas economías de escala.

ys/smk/oaa/pc/mb