Un río de lava fluida del volcán de La Palma se dirige al mar

·1 min de lectura

Un río de lava bastante más líquido que los que se habían visto hasta ahora marca la entrada del volcán Cumbre Vieja en una fase explosiva, más espectacular y mucho más angustiosa para la población.

El cono del volcán se partió el sábado en una de las explosiones liberando un torrente de magna incandescente que se deslizó rápidamente ladera abajo. Los expertos consideran lo ocurrido como algo normal, típico de los volcanes de las islas Canarias, pero lo cierto es que el miedo comienza a hacer mella entre la población: el sábado el espacio aéreo estuvo cerrado por falta de visibilidad y miles de personas huyeron de la isla en ferris, cuyo número y frecuencia tuvo que incrementarse para atender a la demanda.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Desde que se despertó el volcán Cumbre Vieja, hace una semana, un espeso manto de lava volcánica ha cubierto más de 200 hectáreas en el oeste y suroeste de la isla, arrasando más de 450 edificaciones y numerosas infraestructuras. Más de 6.000 personas han sido evacuadas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente