La volatilidad se adueña de Wall Street en la última sesión del mes

Estrategias de Inversión
·7 min de lectura
Volatilidad en Wall Street en la última sesión bursátil de febrero
Volatilidad en Wall Street en la última sesión bursátil de febrero

Tras el cierre en rojo de ayer, en línea con las caídas de los precios de los bonos la consiguiente subida de los niveles de rentabilidad, donde el T-Bond llegó a superar el 1,50%, hoy los principales índices de Wall Street registran tendencia mixta en la apertura de la que será una jornada dominada por la volatilidad.

Así, en el arranque de la jornada del viernes en Wall Street, el Dow Jones baja un 0,07%, hasta los 31.359,65 puntos; mientras que el S&P 500 sube un 0,40%, hasta los 3.845,95, y el Nasdaq, un 1,02%, hasta los 13.256,02 puntos.

"La recuperación económica debería continuar, aunque vaya acompañada de una mayor preocupación por la inflación", sostiene Stefan Scheurer, de Allianz Global Investors. Las perspectivas optimistas de cara a los próximos 6 meses también se reflejan en el posicionamiento de los inversores. Por ejemplo, según la American Association of Individual Investors (AAII), la proporción de inversores estadounidenses alcistas se ha recuperado hasta el 47%, 10 puntos porcentuales por encima del nivel de principios de febrero, explica el experto.

Según explica la CNBC, el impulso que llevó a las acciones a máximos históricos a principios de febrero encontró resistencia en medio de un aumento repentino y pronunciado en los rendimientos de los bonos. La tasa del bono del Tesoro estadounidense a 10 años se disparó brevemente hasta un 1,6% en la jornada de ayer antes de volver a bajar hasta un 1,52%, su nivel más alto desde febrero de 2020.

El rendimiento a 10 años ha subido más de 50 puntos básicos desde que comenzó el año, un rápido aumento para una tasa de bonos utilizada como referencia para las tasas hipotecarias y los préstamos para automóviles. El mercado de bonos está reaccionando a la economía positiva a medida que se implementan las vacunas y mejoran los pronósticos del PIB, lo que debería beneficiar las ganancias corporativas, cuenta la CNBC. Pero la medida también podría indicar una inflación más rápida de lo esperado en el futuro.

Esther George, de la Reserva Federal explicaba que la política acomodaticia seguirá siendo acomodaticia durante un tiempo. "La Reserva Federal será paciente, siguiendo el virus y la economía. Es demasiado pronto para retirar los estímulos debido al alto desempleo, la baja inflación y las incertidumbres". Además, señalaba, el aumento de los tipos a largo plazo no cambia el punto de vista de la política monetaria. Por otro lado, los estímulos adicionales podrían exacerbar el desequilibrio que ha sido la característica que ha definido a la pandemia.

Los analistas de Link Securities destacan el hecho de que Estados Unidos haya atacado un enclave de milicias proiraníes en Siria, cerca de la frontera iraquí, en respuesta a un reciente ataque con cohetes perpetrado el pasado 15 de febrero desde este lugar y en el que murió un contratista estadounidense.

Esto, explican, ha provocado la huida de algunos inversores hacia activos considerados defensivos como los bonos del Tesoro, cuya rentabilidad ha bajado esta madrugada sensiblemente, y hacia el dólar, divisa que en los últimos días había mostrado cierta debilidad. Aunque no creen que la tensión en Oriente Medio vaya a ir a mucho más, por lo que, dicen, los inversores no tienen motivos para preocuparse.

En cuanto a datos de trabajo, la lectura de los datos deja la cifra referente a nuevas peticiones de subsidio por desempleo en 730.000 frente a los 838.000 esperados y a los 841.000 previos.

Aprobación de los estímulos económicos contra el coronavirus

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría demócrata, se propone aprobar el viernes el proyecto de ley de ayuda contra el coronavirus presentado por el presidente Joe Biden, por un valor de 1,9 billones de dólares, en lo que sería la primera gran victoria legislativa de su presidencia.

Se espera un debate animado y posiblemente largo, ya que la mayoría de los republicanos se oponen al coste de un proyecto de ley que serviría para financiar las vacunas y otros suministros médicos en la lucha contra la enfermedad COVID-19, que ha provocado más de 500.000 fallecimientos en Estados Unidos y ha dejado a millones de personas sin trabajo.

El programa también contempla el envío de una nueva partida de ayuda económica de emergencia a los hogares, las pequeñas empresas y los gobiernos estatales y locales.

Los demócratas controlan la Cámara de Representantes con un margen de 221 contra 211, y la presidenta Nancy Pelosi cuenta con el apoyo de casi todos sus socios de partido para conseguir la aprobación del proyecto de ley antes de enviarlo a un Senado que está al 50% y en el que la vicepresidenta demócrata Kamala Harris tiene el voto de desempate.

En Wall Street hoy se ha conocido que el gasto del consumidor en Estados Unidos repuntó con fuerza en enero, luego de que el gobierno aumentó al doble la ayuda monetaria por la pandemia a hogares de bajos ingresos y tras el descenso en los casos de COVID-19, lo que llevaría a la economía del país a un crecimiento más acelerado en el primer trimestre.

El Departamento de Comercio ha informado hoy de que el gasto del consumidor, responsable por más de dos tercios de la actividad económica del país, saltó un 2,4% el mes pasado tras caer un 0,4% en diciembre. El ingreso personal se disparó un 10% el mes pasado.

Economistas consultados por Reuters habían previsto que el gasto del consumidor tuviera un repunte de 2,5% en enero, con una aceleración del ingreso de 9,5%.

Noticias de valores de Wall Street

A nivel empresarial, destaca la compañía fundada por Elon Musk. Tesla suspendió este jueves la producción en Estados Unidos de su principal vehículo, el Model 3, ante problemas en su cadena de suministros, según indicaron medios estadounidenses, que indicaron que la compañía de vehículos eléctricos de lujo ha informado a sus empleados del parón. En la preapertura de Wall Street, las acciones de Tesla han reducido sus caídas hasta los 1,3%.

Twitter espera aumentar su base de usuarios a 315 millones de usuarios activos diarios y duplicar sus ingresos anuales para finales de 2023. La compañía de medios sociales también está considerando una función que permitirá a los usuarios pagar por suscripciones a sus cuentas favoritas de Twitter, un modelo que ha bautizado como Super Follows.

Moderna informó ayer de que esperaba ventas de 18.400 millones de su vacuna contra el coronavirus este año, lo que la coloca en el camino de registrar una ganancia por primera vez desde su formación en 2010.

Moderna y Pfizer son los únicos fabricantes de medicamentos cuyas vacunas han sido aprobadas para uso de emergencia contra COVID-19 en los Estados Unidos hasta ahora.

Pfizer pronosticó a principios de este mes 15.000 millones en su participación en las ventas de la vacuna COVID-19 que desarrolló conjuntamente con su socio BioNTech.

Las acciones del fabricante de carne de origen vegetal Beyond Meat suden después de que la compañía haya firmado acuerdos de suministro de varios años con McDonald's y el propietario de Taco Bell, Yum Brands.

Importantes subidas para GameStop en la apertura de Wall Street en una sesión previsiblemente volátil ya que las ofertas de opciones expiran el viernes, lo que significa ganancias importantes para aquellos que apuestan por mayores subidas.

Otros valores favoritos de Reddit como Koss baja un 4,3% después de un aumento del 16,8% el jueves, y AMC Entertainment sube un 1,2% después del descenso del 8,8% del jueves.

Las acciones de Blackberry que cotizan en EEUU amplían las caídas tras ceder un 6,5% en la sesión anterior, mientras que Nokia pierde un 1,5% después de cerrar sin cambios el jueves.