La viruela del mono ya es una emergencia sanitaria: ¿y ahora qué?

Es inevitable hacerse la pregunta, especialmente después de dos años de emergencia por la pandemia de Covid-19. Un nuevo brote de otra enfermedad ahora se añade a la lista de crisis sanitarias, pero eso no significa que la viruela del mono pueda llegar a tener la magnitud que tuvo y tiene el coronavirus.

No será una nueva pandemia, pero definitivamente es un brote que requiere nuestra atención: la viruela del mono fue declarada "emergencia de salud pública de importancia internacional" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado sábado 23 de julio.

Ya son más de 16.000 casos en 75 países distintos, algo nunca antes visto para esta enfermedad, que solía provocar pocos miles de casos solo en algunos territorios africanos, donde el virus es endémico.

Ahora, este brote reúne los tres puntos que se consideran necesarios para declarar esta emergencia global: primero, que el evento sea "grave, repentino, inusual y poco esperado"; que tenga "implicaciones para la salud global más allá de una frontera nacional" y que "requiera acción internacional inmediata".

Las dinámicas actuales de la viruela del mono son sin duda inusuales, aunque todavía no sabemos qué tan graves serán y definitivamente se expanden más allá de un país.

La clave de la decisión del pasado sábado recaía así sobre la "acción internacional inmediata" y si era el momento de pedirla a los gobiernos de todo el mundo: para algunos miembros del comité asesor de la OMS era todavía demasiado pronto para jalar esta palanca, mientras que para otros ya era tarde.

El doctor infectólogo Carlos Pérez, asesor científico de France 24, se posiciona del lado de los que creen que la decisión de la OMS es "un poco tardía" y "reactiva": "Siempre esperamos que haya varios casos para actuar", anota, recordando especialmente el inicio de la pandemia de Covid-19.

¿Qué hacer frente al brote de viruela del mono?

Otros brotes merecieron antes este nivel de emergencia, por ejemplo la crisis del virus del zika, del ébola, el MERS o la gripe aviar. En todas estas ocasiones, más allá de contar el número de casos y muertes para llegar a un umbral determinado de "emergencia", lo que importa es "alertar a todos los países para ser sincrónicos" en la respuesta a la enfermedad y "afrontar globalmente un problema", según Carlos Pérez.

El experto recuerda que lo más urgente ahora es poder contener este brote, por ejemplo con las vacunas disponibles contra la viruela que se cree que protegen contra la viruela del mono, y reforzar "la vigilancia y la coordinación global".

"En el peor de los casos, veremos un gran aumento de contagios pero no un gran aumento de mortalidad", considera el infectólogo, ya que la enfermedad no es muy letal (hasta la fecha se han registrado solo cinco muertes este año).

Otros científicos temen que el virus se convierta en endémico en países donde no tenía presencia hasta la fecha.

¿El brote de viruela del mono se pudo prevenir?

Un editorial publicado en la revista 'Nature' sentenciaba con dureza la falta de investigación y de atención a las enfermedades zoonóticas, las que tienen origen en los animales: "Cada infección zoonótica debería ser una causa de preocupación, pero la financiación de la investigación parece llegar solo cuando afectan realmente a los países de ingresos altos".

De hecho, la epidemiología africana llevaba años advirtiendo que los brotes de viruela del mono en los países endémicos eran cada vez mayores y que el virus tenía el potencial para saltar a otras regiones. Para la revista 'Nature', la financiación sobre la viruela del mono y su familia de Orthopoxvirus debería haberse reactivado en 2017, cuando un brote causó miles de contagios en Nigeria.

Ahora, a pesar de que tenemos herramientas para contener la enfermedad, nos enfrentamos a este brote con muchas preguntas y pocas respuestas: la vacuna contra la viruela humana se cree efectiva contra la del mono, ¿pero hasta qué punto? ¿Realmente los tratamientos existentes contra la viruela sirven en esta ocasión? ¿Qué explica las mutaciones de este virus y cómo influyen en el brote actual?

Unas preguntas que podrían haberse resuelto cuando sonaron las primeras alarmas, pero que solo ahora parecen importantes, cuando el 80% de los contagios se da en el continente europeo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente