Violento temporal deja sin luz a 400.000 personas en Asunción

·2 min de lectura
Los cortes de electricidad afectaron varios hospitales donde el personal médico y paramédico asistió a sus pacientes a oscuras
Los cortes de electricidad afectaron varios hospitales donde el personal médico y paramédico asistió a sus pacientes a oscuras

Al menos 400.000 usuarios seguían el domingo por la noche sin luz en Asunción después de que violento temporal que se desató el sábado en Paraguay hiciera caer el suministro, uno de los muchos daños causados en la capital.

Los cortes de electricidad afectaron varios hospitales donde el personal médico y paramédico asistió a sus pacientes a oscuras.

La Administración de Electricidad (Ande) informó que sus cuadrillas trabajan en coordinación con obreros municipales y bomberos en la restitución del fluido eléctrico.

La Municipalidad de Asunción contabilizó unos 200 árboles y columnas de tendido eléctrico con sus transformadores caídos.

En el predio del aeropuerto de Asunción, al menos 15 aviones de pequeño tamaño fueron aplastados o sufrieron daños de diversa consideración al caer el techo de un hangar privado.

En imágenes de video se observan varias avionetas partidas por la mitad, otras arrastradas a una zanja o volcadas o con la cola destrozada debido al derrumbe de un muro y chapas de zinc, reportó la edición digital del diario ABC este domingo.

El director del aeropuerto internacional Silvio Pettirossi no precisó la cantidad exacta de aviones dañados.

Paraguay viene de sufrir una larga sequía que data de julio.

Las tormentas con vientos huracanados derrumbaron viviendas y cobertizos en numerosas ciudades del interior del país, según reportes e imágenes de la televisión.

Nelson Pérez, vocero de la Dirección de Meteorología, dijo a la AFP que Paraguay se encuentra bajo los efectos del fenómeno La Niña.

"En el Pacífico ecuatorial las aguas vienen frías. Para el Paraguay equivale a déficit de precipitaciones. Eso quiere decir que ciertamente llueve pero no cubre las necesidades hídricas", explicó al señalar que el fenómeno deprime el volúmen de agua de ríos y arroyos.

Los ríos Paraguay y Paraná llegaron a mínimos históricos a fines de octubre.

El experto remarcó que seguirá la escasez de lluvias. "De repente, las lluvias de todo el mes se concentran en uno o dos días", apuntó, para vaticinar que recién a fines de diciembre se podría restablecer el volúmen normal hídrico.

hro/dga