Violencia contra las mujeres: las mujeres iraníes se enfrentan al régimen

AP

En este Día Mundial de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la situación de las iraníes sigue causando alarma. En un régimen basado en la subyugación de la figura femenina, las mujeres se enfrentan a la discriminación en la esfera pública, que también se extiende al hogar. Pero a pesar de esta violencia e injusticia, la mayoría de las mujeres iraníes no aceptan las normas que se les imponen.

Por Louise Huet

El 20 de septiembre se denunció la desaparición de Nika Shakarami, una joven iraní de 16 años, tras manifestarse contra el régimen en las calles de Teherán. La estudiante fue encontrada muerta, con la nariz y el cráneo destrozados, y enterrada el día de su 17º cumpleaños, el 1 de octubre. Según el certificado redactado por el médico forense y consultado por BBC Persian, Nika había sido violada y torturada varias veces durante su detención, y murió a consecuencia de las numerosas heridas causadas por un objeto pesado. Las autoridades lo niegan, afirmando que se tiró de un tejado. Desde entonces, Nika Shakarami se ha convertido en uno de los rostros, junto con otras muchas jóvenes asesinadas durante las protestas, de la lucha contra el régimen islámico y sus leyes discriminatorias contra las mujeres.

Según la ONG Iran Human Rights, desde 2010, 185 mujeres han sido condenadas a muerte y ejecutadas en Irán, donde la pena de muerte es legal. Desde la revolución islámica de 1979, el régimen en el poder ha centrado su ideología en torno a la sharía y, en el plano jurídico, considera a las mujeres "como la mitad de los hombres", afirma Chahla Chafiq, socióloga y escritora iraní.


Leer más sobre RFI Español