La violencia y el fraude ensombrecen las elecciones presidenciales en Níger

Agencia EFE
·3 min de lectura

Niamey, 21 feb (EFE).- La segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Níger, marcada con una participación masiva de los electores, se caracterizó hoy por actos de violencia que causaron la muerte de siete miembros de la comisión electoral, además de intentos de fraude.

En esa segunda ronda compiten Mohamed Bazoum, el candidato a sustituir al presidente saliente Mahamadou Issoufou y que en la primera vuelta logró 1.879.629 votos (39,33 %), muy por delante de los 812.412 votos obtenidos (16,89 %) por el candidato de la oposición, Mahamane Ousmane.

Los primeros resultados empezarán a conocerse mañana para concluir este proceso electoral, que movilizó, aproximadamente, a 7,5 millones de nigerinos para votar en 25.798 colegios electorales de todo el país.

Fuentes oficiales informaron a Efe de que al menos siete miembros locales de la comisión electoral murieron en un ataque con explosivos contra un vehículo que trasladaba a funcionarios encargados de supervisar los comicios en el oeste del país.

El incidente tuvo lugar en una carretera rural en la comarca de Dargol, en la región de Tillabéri, escenario de ataques frecuentes perpetrados por grupos yihadistas.

Asimismo, dos colegios electorales en la zona de Bankilaré, en Tillabéri, fueron saboteados por hombres armados que llegaron al lugar en motos.

En esa misma región, otro grupo de desconocidos destrozaron dos centros de votación después de expulsar a los representantes locales de la comisión electoral.

Por otra parte, la Comisión Nacional Electoral Independiente (CENI) informó en un comunicado de que la votación ha registrado intentos de fraude electoral.

La nota explicó que las autoridades descubrieron un lote de mil papeletas falsas elaboradas en "un país vecino" con el nombre de uno de los dos aspirantes a la presidencia que compiten en esta segunda vuelta, Bazoum, que defiende las políticas del mandatario saliente, mientras su rival Ousmane aboga por el cambio.

Asimismo, la CENI explicó que esas papeletas se habrían distribuido en varios municipios entre ellos Dan Kassari, Dogon-Kirya, Tibiri, y Soukoukoutan y que están ubicados en la región de Dosso y en la comarca de Dabaga, situada en Agadez.

Según la Comisión Electoral, se trata de un intento de fraude "grave" cuya peligrosidad reside también en hacer que los ciudadanos "duden de la seriedad del proceso electoral".

A diferencia de la primera vuelta, celebrada el pasado 27 de diciembre, la apertura de las urnas en esa segunda ronda no se ha retrasado, según pudo constatar Efe en un colegio electoral del distrito de Sabongari, en Niamey, mientras que la votación se ha realizado con más fluidez.

En ese centro de votación la operación fue instantánea y no duró más de 4 minutos, a diferencia de las esperas de más de 6 horas de tiempo en las filas durante la primera vuelta, según dijeron a Efe varios electores.

"La afluencia masiva de votantes se produjo, principalmente, durante la jornada, y pudieron votar rápidamente gracias a las correcciones realizadas por la CENI para superar las deficiencias observadas durante la primera ronda", explicó un funcionario del colegio electoral del barrio Sabongari.

Bazoum podría alzarse con la victoria en esta ronda final gracias al apoyo político del que goza (95 partidos políticos de los 150 registrados en el país) y la gran diferencia de votos con respecto a su rival en la primera vuelta.

Pero sobre el terreno, su ventaja se ve obstaculizada por la polémica sobre su nacionalidad de origen ya que, a pesar de que su candidatura ha sido validada por la Corte Constitucional, sus detractores afirman que Bazoum es un libio que se ha refugiado en Níger.

(c) Agencia EFE