Violencia y falta de alimentos golpean Sudan del Sur un año después de pacto

1 / 2
EFE/EPA/Siphiwe Sibeko/Archivo

Yuba, 11 sep (EFE).- La inseguridad alimentaria que afecta a 6,3 millones de personas y la violencia siguen golpeando a Sudán del Sur un año después del acuerdo de paz alcanzado por el Gobierno de Salva Kiir con las principales facciones armadas opositoras, según organismos humanitarios y agencias de la ONU.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió de que "un año después de la firma del acuerdo de paz, persiste la violencia generalizada en Sudán del Sur" y recordó que el organismo busca a 4.200 desaparecidos.

En un comunicado, el jefe de la delegación del CICR en Sudán del Sur, James Reynolds, afirmó que el organismo sigue atendiendo a "un número considerable de pacientes con heridas de bala" y las comunidades afectadas padecen un nivel elevado de necesidades.

"El número de personas heridas en relación con la violencia que ingresan a nuestras unidades quirúrgicas ha aumentado desde la firma del acuerdo de paz", señaló Reynolds, en alusión al pacto firmado en agosto y ratificado el 12 de septiembre del año pasado en Etiopía por las partes beligerantes.

Según la CICR, entre octubre de 2017 y junio de 2018 526 pacientes, la mayoría con heridas de bala, ingresaron a centros de salud con los que trabaja Cruz Roja, una cifra que se elevó un 25%, hasta los 688 pacientes, en el mismo periodo de 2018 a 2019.

"Abrigamos la esperanza de que el acuerdo de paz se mantenga", señala el representante de la CICR no sin añadir que "los niveles de violencia entre comunidades en Sudán del Sur –posibles por el fácil acceso a las armas de fuego en el país– aún representarán una amenaza para la paz y la estabilidad".

Pos su parte, el portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Hervé Verhoosel, señaló que "aunque el numero de personas en situación de inseguridad alimentaria aguda ha caído ligeramente desde 2019, el número de personas desnutridas sigue creciendo anualmente".

Alrededor de 1,2 millones de niños sufrirán malnutrición aguda para el final de año, un 43% por encima de la proyección esperada a principios de 2019, dijo.

Más de 6 millones de personas, alrededor de la mitad de la población del país, sufren problemas de inseguridad alimentaria con distintos grado de gravedad, entre ellas 10.000 personas en situación de hambre extrema que exigen asistencia urgente.

"La gente necesita apoyo urgente o su situación empeorará", aseveró, agregando que los pronósticos apuntan a un incremento de las personas que pueden llegar a necesitar ayuda.

Pese a la situación, el PMA señala que se ha producido una mejora "en parte por el acuerdo de paz firmado en septiembre, lo que ha mejorado la seguridad y el acceso de los trabajadores humanitarios a algunas áreas difíciles de llegar" así como para situar comida antes de la llegada de la temporada de escasez.

Por su parte, el representante de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la nación africana, Meshack Malo indicó que "con estabilidad política y paz sostenida Sudan del Sur podría recuperarse rápidamente de la crisis".

Los datos "son todavía alarmantes, pero también muestra que el revitalizado acuerdo de paz está trayendo dividendos y su completa aplicación es de la mayor importancia para el país", indicó Malo en una comunicado conjunto junto a PMA y Unicef.