La violencia empaña la campaña electoral en Brasil

La polarización marca la campaña de cara a las elecciones presidenciales de octubre en las que el presidente de ultraderecha, Jair Bolsonaro aspira a la reelección ante el exmandatario de izquierda, Luiz Inacio da Silva. Un seguidor de Lula fue asesinado durante una discusión política con un 'Bolsonarista'.

Un juez de la Corte Suprema suspendió temporalmente varias facilidades para comprar armas, según argumentó, debido al "riesgo de violencia política" sin especificar si se refería al asesinato a tiros en julio de un tesorero del Partido de los Trabajadores o al apuñalamiento de un hombre esta semana durante los actos del Bicentenario, que Bolsonaro tomó como una plataforma para hacer campaña.

El presidente brasileño convocó a sus seguidores a hablar de política en el día de las fiestas patrias, lo que la oposición y distintos grupos sociales rechazaron, pues consideran que las reuniones solo fueron para replicar discursos de odio.